Precampaña del 28-A Cs presume de forjar pactos y el PP embiste al "radical" Sánchez

  • Rivera propone consensos en educación y la tarjeta sanitaria única, "en lugar de hablar de huesos"

  • Casado dice que un Gobierno PSOE-Podemos es "una aventura que España no puede pagar"

Albert Rivera participa en un acto con simpatizantes en Zaragoza. Albert Rivera participa en un acto con simpatizantes en Zaragoza.

Albert Rivera participa en un acto con simpatizantes en Zaragoza. / Jaime C. Serrano / Efe

Comentarios 2

Ya no hay precampaña y campaña electorales. La vida política son continuos mítines para que las formaciones coloquen sus mensajes, previamente meditados por los asesores y las empresas demoscópicas, al objeto de convencer a los votantes, que ya fluctúan con más facilidad que cuando reinaba el bipartidismo en España hasta hace tres telediarios.

Ciudadanos (Cs) y PP ofrecieron este domingo posiciones distintos para llegar al ciudadano. La formación naranja optó por lanzar propuestas –luego ya se vería si son o no viables– mientras los populares decidieron proseguir por la senda de embestir al presidente del Ejecutivo, el "radical" Pedro Sánchez.

Ciudadanos alerta sobre la despoblación

Albert Rivera, que negó hace unas semanas cualquier tipo de acuerdo con el PSOE de Sánchez después de las elecciones del 28 de abril, presumió en Zaragoza de forjador de consensos, al afirmar que Cs será el "partido de los pactos de Estado" en cuestiones "tan importantes" como la despoblación o la educación, y aseguró que quiere ser el presidente que impulse estos "grandes acuerdos de país" frente al "bipartidismo caduco", a la "polarización", "a rojos y azules"...

Cs "tiene que ser el partido de los pactos de Estado y yo quiero ser el presidente que cuando acabe su mandato deje encima de la mesa una serie de pactos nacionales que estén en marcha".

El líder de la formación naranja dio su palabra para impulsar un pacto por la educación, contra la despoblación o para la modernización de la Administración, así como una tarjeta sanitaria única para todo el país –"en vez de hablar de los huesos de Franco"–, la supresión del Impuesto de Sucesiones o una ley de custodia compartida.

En Aragón, una de las comunidades de interior más despobladas de España, anunció una bajada del 60% del IRPF para los habitantes que viven en poblaciones de menos de 5.000 habitantes, una tarifa plana para las mujeres autónomas y otros incentivos fiscales para fijar población en zonas, donde se "necesitan menos diputados provinciales y asesores".

Casado: "El Ejecutivo pone en riesgo la Constitución"

En Pontevedra, Pablo Casado calificó a Sánchez como "el presidente más radical" de la historia de la democracia en España, y a su Ejecutivo como "el más desigualitario", por poner en riesgo los principios constitucionales de un Estado "social, democrático y de derecho", y por querer "destrozar la economía" y la unidad de España, o "dar prebendas a los independentistas".

El líder del PP dijo rotundo que los socialistas atentan contra esos principios al llevar a España "a la ruina", "destruyendo empleo" o impulsando otras medidas que "demuestran ser tremendamente desiguales".

Alertó de un Gobierno de Sánchez con Podemos, "una aventura" que España "no puede pagar". "Ya enseñaron la patita con los Presupuestos", apuntó y criticó "ocurrencias" como "que se prohíban los motores diésel" o "la descarbonización y desnuclearización antes de que lo diga la UE".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios