Pactos para formar Gobierno

El intratable bloqueo marca el Día de la Constitución

  • No asistirán ERC, IU, PNV, Junts per Catalunya, EH Bildu, Compromís, Galicia en Común ni la CUP

El rey Felipe VI, junto a la reina Letizia, la princesa Leonor (2d) y la Infanta Sofía, durante la solemne conmemoración del 40 aniversario de la Constitución, el año pasado. El rey Felipe VI, junto a la reina Letizia, la princesa Leonor (2d) y la Infanta Sofía, durante la solemne conmemoración del 40 aniversario de la Constitución, el año pasado.

El rey Felipe VI, junto a la reina Letizia, la princesa Leonor (2d) y la Infanta Sofía, durante la solemne conmemoración del 40 aniversario de la Constitución, el año pasado. / Kiko Huesca (EFE)

El Día de la Constitución estará este año marcado por las negociaciones del PSOE con ERC para buscar apoyos a la investidura de Pedro Sánchez, a la espera de una próxima reunión entre ambos partidos la semana próxima, justo cuando el Rey abordará su ronda de contactos para decidir si le propone como candidato.

En el Congreso de los Diputados se celebrará este viernes el acto central de conmemoración del 41 aniversario de la Carta Magna, al que acudirán los principales protagonistas de las conversaciones para la investidura en busca de un Gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos que precisa del aval parlamentario de ERC.

Asistirá el presidente en funciones, Pedro Sánchez, y el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, pero no habrá ningún representante de ERC, una formación que nunca asiste al aniversario constitucional y que este año tampoco lo hará, aunque es seguro que estará en boca de todos los asistentes por su papel decisivo para que salga adelante la investidura si Sánchez se somete a ella.

La incógnita sobre la marcha de las negociaciones será el motivo principal de las conversaciones que los asistentes mantendrán en el cóctel que se servirá tras el acto central, que tendrá lugar en el Salón de Pasos Perdidos del Congreso.

Estará presidido por la presidenta de la Cámara, Meritxell Batet, y por la nueva presidenta del Senado, Pilar Llop, en lo que será su primer acto institucional tras su elección para el cargo.

Batet pronunciará un discurso ante miembros de las Mesas del Congreso y el Senado, el presidente Sánchez, buena parte del Gobierno en funciones, las principales autoridades del Estado, presidentes autonómicos, líderes de partidos políticos, diputados y senadores, con excepción de independentistas y republicanos.

Como es ya tradición, no estarán presentes, además de los dirigentes de ERC, los de IU, PNV, Junts per Catalunya, EH Bildu y Compromís; tampoco participará Galicia en Común ni la CUP, que por vez primera tiene representantes en la Cámara Baja.

Sí estará Pablo Iglesias, que el año pasado, cuando se celebró el 40 aniversario de la Constitución en presencia de los Reyes y en el hemiciclo, asistió al mismo acto pero luciendo un símbolo republicano en la solapa.

Le acompañará el secretario primero de la Mesa del Congreso, Gerardo Pisarello, pero no así el líder de IU, Alberto Garzón.

El acto comenzará a mediodía, pero antes la presidenta de la Cámara Baja se reunirá en su despacho con la del Senado; seguidamente ambas saludarán a todos y cada uno de los invitados a su llegada al Palacio de las Cortes.

Ya dentro del Salón de Pasos Perdidos o de Conferencias, junto a ellas se situarán Pedro Sánchez y los representantes de las instituciones del Estado, así como los miembros de las Mesas de ambas Cámaras y buena parte de los portavoces parlamentarios

Batet pronunciará entonces el discurso conmemorativo de la aprobación de la Carta Magna, refrendada el 6 de diciembre de 1978, y ofrecerá un cóctel a los invitados.

'Corrillos' con tema cantado

Será entonces cuando se formen los habituales corrillos en las dependencias del Palacio de las Cortes, donde los asistentes intercambiarán impresiones sobre la actualidad política, este año muy marcada por la repetición electoral y las negociaciones para la investidura, con la vista puesta en la reunión PSOE-ERC del martes próximo, cuando además Felipe VI comenzará su ronda de contactos con los líderes de 19 partidos con representación parlamentaria.

También serán inevitables las conversaciones sobre la situación de los partidos, como Ciudadanos, en pleno proceso de relevo interno tras la dimisión de su fundador, Albert Rivera, o Podemos, con posibilidades de entrar en un futuro Gobierno pero que afronta el polémico despido de dos abogados que denuncian irregularidades en la formación, uno de ellos acusado a su vez de acoso sexual.

Al margen de estos corrillos sin cámaras ni micrófonos, los dirigentes políticos, entre los que no faltarán los líderes del PP, Pablo Casado, Vox, Santiago Abascal, o Cs, Inés Arrimadas, tendrán oportunidad de hacer declaraciones públicas en una carpa situada en el patio del Congreso, por donde accederán todos los invitados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios