España

Una manifestación ultraderechista recorre Madrid en defensa de la unidad de España

  • Unas 700 personas han marchado por algunas céntricas calles de la capital convocados por la Falange y Nudo Patriota Español.

Comentarios 64

Una manifestación ultraderechista ha recorrido este viernes el centro de Madrid en defensa de la unidad de España, convocados por la Falange y Nudo Patriota Español, horas antes de la final de la Copa del Rey entre el Barcelona y el Athletic de Bilbao. Los manifestantes, que han estado controlados por un fuerte dispositivo policial, han recorrido algunas de las calles más céntricas de la capital, como Alonso Martínez, Sagasta, Luchana y Chamberí. Fuentes policiales han cifrado en 700 los participantes en la marcha y han afirmado que ésta se ha desarrollado sin incidentes.

Dos grandes pancartas en las que se podía leer "Contra el separatismo, una bandera" o "la unidad de España no se vota ni se negocia" han encabezado la marcha, en la que se han podido ver, además de banderas de España, otras preconstitucionales y de la Falange. A lo largo de la marcha los participantes han entonado en varias ocasiones el Cara al Sol y han coreado cánticos como "España, unida, jamás será vencida", "España entera y sólo una bandera" o "Estoy orgulloso de ser español". Junto a ellos han proferido otros como "Separatistas, terroristas", "Separatismos, ilegalización", "Euskal presoak (presos vascos): cámara de gas", "Visca Cataluña española" y "No nos engañan, Vascongadas es España". Ha llamado la atención el hecho de que se han coreado consignas muy escuchadas durante las protestas del 15-M como "PSOE y PP, la misma mierda es" y "no nos mires, únete".

Ya durante los primeros minutos, algunos asistentes han empezado a caldear el ambiente en el interior de la estación de Metro de Alonso Martínez, cuando se cruzaban con aficionados que llevaban la camiseta del Athletic de Bilbao con gritos como "¡Viva España, cabrón!". "Yo soy español", respondía sorprendido uno de los seguidores del equipo vasco, mientras que algún otro ultraderechista ha increpado a otro hincha quitándole las gafas de sol para posteriormente lanzarlas al suelo. Una de las peticiones más destacadas de los asistentes a la marcha ha sido la puesta en libertad del soldado Josué Estébanez, condenado a 26 años de cárcel por matar al joven antifascista Carlos Javier Palomino en un vagón de Metro de la estación de Legazpi en 2007.

En declaraciones a los periodistas, los organizadores han insistido en que la protesta no es una provocación, sino que respondía a la provocación de aquellos que "atentan" contra la bandera y el himno nacional. La marcha ha concluido alrededor de las 19:45 en la plaza de Chamberí con la lectura de un manifiesto en el que se advertía de que "la unidad de España está en peligro de destrucción, de disolución y de claudicación" por culpa de los separatistas que quieren "devorar" el país "a dentelladas". "La unidad nacional no se otorga ni se concede, sino que se defiende o se conquista", decía el texto. Antes de poner punto y final a la manifestación, se ha podido escuchar el himno de España, han cantado el Cara el sol y han terminado coreando "Arriba España" antes de disolverse.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios