Feria de Abril

Cabify acusa al Consistorio de plegarse ante los taxistas

  • Denuncia que la retirada de la publicidad se debió a las "amenazas" del sector

La lona de Cabify que el Ayuntamiento ha retirado en Virgen de Luján. La lona de Cabify que el Ayuntamiento ha retirado en Virgen de Luján.

La lona de Cabify que el Ayuntamiento ha retirado en Virgen de Luján. / t. p.

La empresa de vehículos de transporte con conductor (VTC) Cabify acusó ayer al Ayuntamiento de Sevilla de plegarse a las "presiones y amenazas" de los taxistas para la retirada de la lona publicitaria que la empresa había colocado en un edificio de la calle Virgen de Luján y que, según la entidad privada, contaba con todos los permisos y autorizaciones pertinentes.

El Ayuntamiento ordenó el sábado a Cabify la retirada de la gigantesca lona, en la que la empresa pedía diálogo con el gobierno local y los taxistas "para mejorar la ciudad" a raíz de las tensiones y conflictos existentes entre ambos sectores. La empresa de VTC afirmó ayer en un comunicado que puede acreditar que "todo el proceso de instalación de la lona ha sido absolutamente legal" y que "hasta la fecha", Cabify no ha "recibido notificación oficial de la retirada de la lona por parte de ninguna autoridad". "Hemos tenido constancia de ello a través de otros canales", admite.

La lona publicitaria pedía diálogo al Ayuntamiento y a los taxistas para acercar posturas

"Según fuentes cercanas a los hechos, el motivo de que se haya retirado la lona siguiendo las indicaciones del Ayuntamiento de Sevilla ha sido debido a la presunta presión que han recibido por parte de un grupo de taxistas y a las supuestas amenazas de no dar servicio en la Feria si no se retiraba dicha lona. Además, este desmontaje precipitado no ha sido ordenado por la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla, que tiene competencias para ello, sino por parte del organismo de Feria y Vía Pública de dicha entidad", indica la empresa en el comunicado.

Cabify pide a los profesionales del taxi implicados en estas presiones que cesen este tipo de prácticas ("también frente a los conductores que prestan servicio para Cabify") y que "colaboren para construir un modelo de movilidad que beneficie al conjunto de los ciudadanos de Sevilla".

Precisamente, la lona recogía un llamamiento público a todas las partes, incluido el sector del taxi, para acercar posturas y llegar a soluciones conjuntas que contemplen todos los puntos de vista. "El objetivo es crear, entre todos, una ciudad más eficiente, que responda a las necesidades reales de los sevillanos", indica la empresa, que manifiesta su "derecho" a expresar su "opinión con libertad". "Pese a este incidente, desde Cabify reiteramos nuestra postura: creemos que hay espacio para todos y nos gustaría que todas las partes, especialmente el sector del taxi, se uniera al diálogo. Estamos convencidos de que es el punto de partida necesario para definir las líneas de actuación que deben gobernar la movilidad urbana en los próximos años y para responder a las necesidades actuales de los ciudadanos", concluye el comunicado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios