MAKE UP | FESTIVAL DE CINE DE SEVILLA Mujer blanca con peluca roja busca

El laberinto interior, en el debut de Claire Oakley. El laberinto interior, en el debut de Claire Oakley.

El laberinto interior, en el debut de Claire Oakley.

Ruth llega en medio de la noche a un aparcamiento de caravanas en Cornualles para encontrarse con su novio. El aspecto aterrador de un camping desierto en temporada baja, de casas prefabricadas, vacías e idénticas, invita al espectador a instalarse en un ambiente que promete una experiencia lindante con el cine de terror, o al menos con el de suspense. Hay desde luego misterio en esta Make Up, debut de Claire Oakley, y también un deseo, a veces demasiado evidente, por conducir la película fuera de los ambientes tradicionales del cine británico social para adentrarlo por vericuetos más intrincados.

La directora Claire Oakley lo intenta con esmero, trabajando el montaje y el off, cargando en exceso los indicios (los cabellos rojos que se enredan aquí y allá) o el efecto psicológico que estos ejercen sobre la desconcertada protagonista. La conclusión, como siempre suele ocurrir en estos casos, no está a la altura de las expectativas creadas, y el misterio que había que desentrañar estaba encerrado en el interior, aguardando un mediador (esa turbadora peluca roja) para dar rienda suelta al verdadero frenesí sexual.