Pasarela

Alessandra de Osma, la nueva princesa peruana

  • La 'it girl' de origen aristócrata y Christian de Hannover, hijo de Ernesto, se casan por la Iglesia hoy en Lima tras hacerlo por lo civil en Londres

La pareja, en una de sus últimas apariciones públicas en una fiesta. La pareja, en una de sus últimas apariciones públicas en una fiesta.

La pareja, en una de sus últimas apariciones públicas en una fiesta. / getty

Alessandra de Osma se convertirá hoy en la nueva princesa europea. La abogada, ex modelo e it girl peruana y el príncipe alemán Christian de Hannover, hijo del príncipe Ernesto -quien, por cierto, está en contra de este enlace-, se casan esta mañana en la basílica de San Pedro, situada en pleno centro histórico de Lima, ciudad natal de la novia. Gran lectora, aficionada a los toros y empresaria, Alessandra es gran amiga de Tamara Falcó y, desde hoy, una princesa sin posibilidad de corona precisamente por pasar por el altar.

Tras contraer matrimonio civil en Londres, los novios, que viven en el madrileño barrio de Salamanca, sellarán su unión por la Iglesia católica, hecho que marcará un sacrificio de amor por parte del segundo hijo de Ernesto Augusto de Hannover, jefe de la depuesta casa real de Hannover.

Al casarse con Sassa -como es conocida familiarmente- en una ceremonia católica, los futuros hijos del príncipe, quien practica la religión protestante, perderán su número en la lista de sucesión del trono inglés. Christian, quien figura en el puesto 452 de sucesión al trono británico (el próximo año pasará al puesto 453, tras el nacimiento del hijo de su hermano mayor, Ernesto Augusto IV), no tiene intención de seguir con la tradición de su familia y ha preferido casarse con la peruana por el rito católico.

Aunque parezca que la sucesión al trono británico de los Hannover es lejana, la familia real ha cumplido fielmente con todos los requisitos para que sus descendientes sigan en la lista de herederos. El príncipe Ernesto, padre de Christian y todavía marido de Carolina de Mónaco, se casó en segundas nupcias con la hija de Rainiero III y sólo lo hicieron por lo civil, ya que, al ser una de las herederas al trono católico monegasco, no podían casarse en una ceremonia protestante. Si se hubieran unido a ojos de la Iglesia católica, Alejandra de Hannover, la única hija de ambos, hubiera perdido además su turno de sucesión a la corona británica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios