Icono publicitario Dani Rovira: “El gazpacho me encanta, no me fiaría de una persona a la que no le guste”

  • El malagueño encabeza una campaña de apoyo a la hostelería que combina los menús con espectáculos de humor. La iniciativa de Tanqueray 0,0% pretende recuperar la vida social en los bares

El actor Dani Rovira es la imagen de la campaña de Tanqueray para apoyar a la hostelería.

El actor Dani Rovira es la imagen de la campaña de Tanqueray para apoyar a la hostelería. / CARLOS ALBA

Acostumbrado a abanderar proyectos de todo tipo con su Fundación Ochotumbao, Dani Rovira se ha convertido en la imagen de la campaña ¿Comem0.0s? by Tanqueray 0,0%. A través de ella se pretende ayudar a la hostelería con menús cargados de humor y digeridos con una nueva bebida sin alcohol.

-¿En qué consiste esta campaña de apoyo a la hostelería que ha puesto en marcha Tanqueray?-El objetivo de la campaña es volver a disfrutar de las costumbres que hemos tenido en España antes de la pandemia. Volver a juntarnos todos alrededor de una mesa y poder disfrutar de una comida, un menú, la familia, los amigos y la sobremesa. Ahora mucha gente come en casa, nos vemos a través de una pantalla. Es una excusa más para volver a vernos y compartir anécdotas.

-¿De qué manera apoya a la hostelería esta campaña de Tanqueray?-Al ser Tanquerai 0,0 % es una alternativa sana, sin alcohol y que permite la vuelta al trabajo en perfectas condiciones. Este producto posibilita alargar media hora más la sobremesa en el restaurante porque puedes conducir sin problema y regresar al puesto de trabajo como una rosa. Más allá de eso, se ha creado un menú que se oferta en más de 15 restaurantes de Madrid amenizado con diferentes actuaciones.

-La pandemia ha significado un duro revés para la hostelería...-Sí. Muchos han sido los sectores que se han visto perjudicados, pero la hostelería ha sido duramente golpeada. Toda propuesta que anime a la gente a volver a las terrazas, a degustar un menú, un desayuno en el bar del barrio o una merienda ayuda y suma. Yo por ejemplo que soy de Málaga tengo mi bar de toda la vida. Me encanta ir a Los Rodríguez y decirle a Manolo resérvame una mesa para 5 que vengo después con unos amigos. El bar de barrio da mucha vida a una comunidad, hay que ayudar a la hostelería porque están muy fastidiados. Somos muy de bares, el español es feliz en un bar. No concibo a España sin bares. He viajado mucho y existen lugares donde me cuesta la misma vida encontrar un bar, ese problema en España no lo tenemos.

-El humor está muy presente en esta iniciativa...-Sí, el hecho de que me hayan escogido a mí para ser la imagen de este nuevo producto es precisamente por ello, a mí no me van a escoger para nada serio (risas). Ellos entienden que la comedia y el humor forman parte de la vida, y eso tiene que estar presente en una sobremesa con la familia y amigos. ¿Qué sería de la vida sin humor?

-¿Qué destacaría de la gastronomía española?-Aquí te tengo que hacer tres o cuatro regates porque soy vegano. Hay muchas cosas que por un tema de conciencia animal y ecologista ya no consumo. Dentro de las que ahora consumo el gazpacho me encanta. Yo no me fiaría de una persona a la que no le guste el gazpacho. Un plato de potaje, un salmorejo, una ensalada de pimientos, unas migas… aún siendo vegano en España sigo comiendo de una manera brutal. Tenemos unas legumbres y verduras magníficas. El aceite de oliva nos diferencia del resto del mundo. Es un tesoro nacional.

-Se le da bien el tema de la cocina, ¿le veremos en ‘MasterChef’?-No creo. Vivo solo y cocinar para uno mismo es uno de los principales actos de amor. Ahora al ser vegano hay ciertos platos que me los tengo que currar un poco más. Por ejemplo, la tortilla de patatas al no comer huevo tengo que hacerla con harina de garbanzo. La hago y me sale muy buena. Reconozco que me gusta más comer que cocinar. La comida es el mayor placer que existe en la tierra.

-¿Qué ha echado más de menos en el confinamiento?-No te diría nada fuera de lo habitual. La libertad, sobre todo. El confinamiento se complicó con mi enfermedad, así que imagínate… Eché mucho de menos volver a tener salud. En España somos muy de vernos, besarnos, tocarnos, abrazarnos, y en Andalucía aún mucho más. De repente estamos viviendo en una sociedad que parecemos orientales. Saludarnos con el puño o el codo, no vernos las caras, ya se me está haciendo demasiado largo. También echo en falta viajar.

-¿Qué nos puede adelantar de sus próximos proyectos profesionales?-Hace poco que termine de rodar uno de los cuatro capítulos del remake Historias para no dormir del gran Chicho Ibáñez Serrador. El 10 de septiembre lanzamos Mediterráneo, rodada el verano pasado en Grecia, una película sobre los refugiados. También está previsto los estrenos de Jungle Cruise (Disney) y Peter Rabbit 2. Además, rodaré una película para Fernando Colomo, sigo con las actuaciones del espectáculo Odio y estrenaremos el segundo curso de La noche D en La 1.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios