Pasarela

Marroquinería, el sector de la moda que promete

  • Los fabricantes demandan más formación y más especialización

Comentarios 4

La marroquinería, a pesar de ser un sector de la moda muy presente en Andalucía, es un nicho por explotar aún en nuestra comunidad en cuanto a diseño y creación se refiere. Así lo afirma Fernando Gutiérrez Rexach, secretario general de Asefma (Asociación Española de Fabricantes de Marroquinería y artículos de viaje) y miembro de la directiva de Moda España. "Hace falta atraer profesionales con interés por diseñar. También hacen falta operarios, porque el grado de especialización es muy alto", explica. "Nos encontramos ante un campo de la moda por explotar, que a la larga puede incentivar el empleo en Andalucía".

En Andalucía hay en total 424 empresas dedicadas a la marroquinería, el 26% del total español, y en ellas trabajan alrededor de seis mil personas. Dentro de nuestra comunidad autónoma, la provincia de Cádiz se lleva la palma; es donde radica el alma mater de este sector. Gutiérrez Rexach aporta estos datos pocos días después de la visita a la fábrica de Ubrique de Susana Díaz, presidenta de la Junta de Andalucía. Díaz acudió allí el pasado 4 de mayo para firmar un compromiso de adhesión autonómica al proyecto Alianza para una acción integral en el sector de la piel, Ubrique Creativa, para el que la Junta va a hacer una inversión de 4,7 millones de euros a través de la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía (IDEA).

La competitividad es una de las grandes bazas de la marroquinería andaluza, la fabricación de artículos de lujo, de diseño de calidad, contra los que la mayoría de países no pueden competir. Salvo Italia que, pese a tener muchas menos marcas que se dediquen a este campo de la moda, sí tiene grandes creadores, la asignatura pendiente aquí. "Este montante de la Junta se destinará fundamentalmente a formación. En la Escuela Nacional de Diseño o las universidades no hay una asignatura de marroquinería, se enseña la elaboración de artículos de piel y complementos de forma general, no se profundiza", argumenta Rexach.

Además de la generación de empleo, no hay que olvidar el atractivo turístico pues son muchos los visitantes, sobre todo extranjeros, que se interesan por visitar las fábricas. "Habría que crear un museo de la marroquinería en condiciones. Sería un aliciente enorme para el turismo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios