Imágenes del enlace de Eugenia de York

Sarah Ferguson e Isabel II, juntas en las fotos de la boda en Windsor

  • La antaño nuera preferida del duque de Edimburgo posa sonriente con él y con la soberana inglesa en una de las cuatro fotos oficiales de la boda de Eugenia de York distribuidas ayer

La familia al completo, incluida Isabel II, en una de las fotografías oficiales de la boda de Eugenia de York. La familia al completo, incluida Isabel II, en una de las fotografías oficiales de la boda de Eugenia de York.

La familia al completo, incluida Isabel II, en una de las fotografías oficiales de la boda de Eugenia de York. / Efe

Sarah Ferguson e Isabel II han enterrado el hacha de guerra, aunque sea por un día y con motivo de la boda de la princesa Eugenia. Entre las cuatro fotos oficiales distribuidas ayer del enlace del viernes destaca una con la reina y con el duque de Edimburgo. La ex nuera de la soberana británica posa sonriente junto al príncipe Andrés, con el que siempre ha mantenido una relación excelente a pesar de su divorcio en 1992.

La esperada imagen llega casi tres décadas después (26 años para ser exactos) de la última vez que se dejaron ver juntas. Durante este tiempo, la relación entre ambss ha sido fría y distante, plagada de encuentros y desencuentros. Cabe recordar que fue en 1992, con el divorcio de los duques de York, la buena sintonía entre Ferguson y el que fuera su suegro, el duque de Edimburgo, saltó por los aires casi al mismo tiempo que el matrimonio de Sarah con su hijo pequeño se hacía añicos. Y eso que, para los británicos, la madre de Eugenia y Beatriz de York había sido siempre la nuera favorita de Felipe de Edimburgo.

A pesar de los problemas existentes entre el marido de la reina de Inglaterra y Sarah Ferguson, en los últimos meses los Windsor han llevado a cabo un ejercicio para normalizar la presencia de la duquesa de York en la familia real británica. De ahí que se dejara ver en la boda de los duques de Sussex y en las carreras de Ascot, donde mostró una gran complicidad y sintonía con Isabel II. En todo este tiempo, sin embargo, la relación con su ex marido, el príncipe Andrés (con el que se casó en 1986) no se ha visto deteriorada ni un ápice. Es más, ambos mantienen una excelente amistad que les ha llevado incluso a compartir residencia oficial y a adquirir juntos un chale en Suiza para pasar sus vacaciones. No hay que olvidar tampoco que en el año 2000 el duque de York realizó unas declaraciones a la revista Tatler en las que no descartaba una segunda boda con la madre de sus hijas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios