Pasarela

El vídeo de 'TikTok' de Alexia de Holanda trae cola

  • La hija mediana de los reyes de Holanda difunde un vídeo cantando con dos amigas, pese a la prohibición de sus padres de participar en las redes sociales.

La princesa Alexia de Holanda, en un acto oficial en su país. La princesa Alexia de Holanda, en un acto oficial en su país.

La princesa Alexia de Holanda, en un acto oficial en su país. / Efe

Ningún miembro de la realeza europea puede participar en las redes sociales, tampoco los más jóvenes. Sin embargo, pocos adolescentes, por muy royals que sean, resisten la tentación de abrirse una cuenta secreta en plataformas como Instagram para estar al tanto de las publicaciones de sus amigos. Es el caso de la princesa Alexia de Países Bajos. La mediana de las tres hijas de los reyes Guillermo Alejandro y Máxima es una adolescente de 15 años y, al igual que muchas chicas de su edad, también se ha sentido atraída este año por el furor que está causando TikTok, una aplicación para compartir vídeos cortos y musicales. Según la prensa holandesa, Alexia grabó un vídeo en esta red con dos amigas. Concretamente, un playback de la canción In the party, de la rapera Flo Milli.

Alexia posa junto a sus padres, los reyes de Holanda, y sus dos hermanas. Alexia posa junto a sus padres, los reyes de Holanda, y sus dos hermanas.

Alexia posa junto a sus padres, los reyes de Holanda, y sus dos hermanas. / Efe

En el vídeo, compartido en la cuenta de una de las amigas de Alexia, las tres jóvenes guardan silencio durante la parte del tema en la que se mencionan las palabras 'nigga', un término despectivo para referirse a las personas negras, y 'fuck', en español 'joder', pero este arranque de sensatez no ha salvado a la princesa de la polémica, ni de la regañina que (seguramente) le ha caído de sus progenitores.

Tras convertirse en viral, el vídeo no tardó en desaparecer de TikTok, presumiblemente por la presión del servicio de prensa del gobierno holandés. Y es que, pese a la cercanía y naturalidad de la que suelen hacer gala en sus apariciones públicas, a los reyes de Países Bajos no les gusta que su vida privada quede expuesta y por eso tienen prohibido a sus hijas que compartan ninguna imagen de su vida en las redes.
Alexia y Máxima de Holanda. Alexia y Máxima de Holanda.

Alexia y Máxima de Holanda. / Efe

No es la primera vez que Alexia de Orange desobedece a sus padres. En 2018, se descubrió que la princesa tenía una cuenta anónima en Instagram en la que invitaba a sus seguidores a opinar sobre su ropa. Aunque Alexia dejó de usar esa cuenta, también se supo que utilizaba otra para destapar aquellos perfiles falsos que se hacían pasar por ella. "A ver, sube un selfie", retaba la princesa Alexia a uno de ellos para demostrar que su identidad era falsa. El año pasado, además, cuando toda la familia visitó la Feria de Abril de Sevilla, la reina Máxima censuró en su país un vídeo en el que se la veía bailando en una caseta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios