Pasarela

Cher y su madre: una saga de belleza y arte

  • La cantante, de 74 años, y Georgia Holt, de 94, se conservan tan bien que resultan increíbles sus edades.

Cher y su madre, Georgia Holt. Cher y su madre, Georgia Holt.

Cher y su madre, Georgia Holt.

Hay personas que parecen tener el secreto de la eterna juventud; o una genética a prueba de bomba; o recurren a a muy buenos cirujanos. En este caso, no solo es una persona, sino dos, o mejor dicho, toda una saga familiar. La de la cantante Cher, que es noticia por lucir espléndida a los 74 años. Pero es que su madre, que hace unos días cumplió 94, no se queda atrás. Todo lo contrario, casi llegando al centenario luce radiante y muy guapa.

¿Pacto con el diablo? ¿Elixir de juventud? ¿Genética? ¿Cirugía? ¿PhotoShop? El caso es que la imagen que compartió Cher en Twitter en la que se la ve con su progenitora, Georgia Holt, con motivo de su 94 aniversario se convirtió en viral y ha desatado multitud de bromas y comentarios sobre el aspecto casi juvenil de ambas. Sin desmerecer lo bien que se conservan, la verdad es que tiene truco; la cantante publicó esta foto en redes ya hace ocho años, en 2012, con motivo del 86 cumpleaños de su madre, y no el 94 que celebró este año. De hecho, tal y como señala la revista People, la imagen fue tomada en un hotel poco antes de que ambas se encontraran con Barack Obama, por aquel entonces presidente de Estados Unidos.

Sin embargo, el aspecto de estas mujeres no deja de ser sorprendente, e incluso inquietante. Algunos usuarios de Twitter han rescatado imágenes más actuales de la pareja, concretamente de 2017, y el resultado es parecido, teniendo en cuenta que Holt va incluso sin maquillar.

A pesar de la aclaración, el aspecto de ambas no ha dejado de sorprender a todo el mundo y de provocar muchas bromas y montajes. Como el comentario de un internauta: "Si viene el apocalipsis, sólo quedaran las cucarachas, Cher y su mamá".

A Cherilyn Sarkisian, el auténtico nombre de Cher, desde luego le viene el temperamento de su madre, quien la crió sola (su padre era drogadicto y ludópata), a ella y a su hermana, en la Arkansas de los años 50. Siempre quiso ser actriz, bailarina y cantante e inculcó a sus dos hijas el amor por el mundo del espectáculo. Se casó ocho veces, tres con el padre biológico de Cher. La artista dijo alguna vez que su papel de la señora Flax en la película Sirenas era básicamente su madre Georgia: siempre llevando a la familia de punta a punta del país en busca de la fama. Por eso ahora está encantada del éxito de su hija, y lo disfruta como propio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios