Disputa familiar

Los cuatro hijos de Miguel Bosé se reúnen por una semana

  • Su pareja durante 26 años, Nacho Palau, confirma esas vacaciones cuando está pendiente el jucio de su separación

Miguel Bosé y dos de sus hijos en un acto promocional Miguel Bosé y dos de sus hijos en un acto promocional

Miguel Bosé y dos de sus hijos en un acto promocional / EFE

Los cuatro hijos que adoptaron Miguel Bosé y su ex pareja, el escultor Nacho Palau, se han reunido con motivo de las ctuales vacaciones, aunque sólo durante una semana. Era el deseo de ambos que al menos hubiera un momento al año en el que los cuatro pudieran estar juntos . Pese a que cada vez está más enrarecida la relación entre Bosé y Palau, que rompieron en 2018 tras 26 años juntos, al menos han mantenido esta mini tregua sobre los pequeños, que tienen ocho y siete años. La pareja tiene pendiente un vista sobre su separación y acuerdos que se aplazó en marzo por el confinamiento.

En la ruptura total de hace dos años Miguel Bosé decidió que convivirían con él Tadeo y Diego, los mayores, que se quedarían en México;mientras que Nacho se quedaría en España al cargo de Ivo y Telmo. Los cuatro hermanos están unidos a través de mensajes y llamadas a lo largo del año pero en verano se optó porque estuvieran unidos en España al menos por unos días.

Esta situación se ha conocido a través de las propias palabras de Palau, que intervenía este domingo en Hormigas Blancas de Telecinco, que en la entrega de esta semana se dedicaba a Bosé y a una trayectoria artística tan profusa como su vida sentimental.

El escultor, que ahora es cocinero, comentó al programa que las vacaciones de los cuatro niños “han estado bien” en un reencuentro que se había hecho esperar, incierto además por la situación de la pandemia. La semana se hizo corta pero al menos ha sido suficiente de cara a plan definitivo de la familia que dictamine el juez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios