Pasarela

Felipe de Bélgica y su hermana Delphine se conocen

Felipe de Bélgica y su hermana Delphine, en la foto oficial que ha distribuido la casa real belga. Felipe de Bélgica y su hermana Delphine, en la foto oficial que ha distribuido la casa real belga.

Felipe de Bélgica y su hermana Delphine, en la foto oficial que ha distribuido la casa real belga. / Instagram

El rey Felipe de los belgas y su hermana por parte de padre, la artista Delphine Boël, recientemente reconocida como princesa de Bélgica, mantuvieron un "cálido" encuentro en la residencia del monarca, según informaron en un comunicado difundido este jueves y firmado por ambos. "Nuestro encuentro fue cálido", explica el escrito sobre el primer acercamiento que ambos tuvieron el pasado viernes en el Palacio de Laeken, la residencia donde el monarca vive con su familia.

"Tuvimos la oportunidad de conocernos durante un largo y rico intercambio que nos permitió hablar sobre nuestras respectivas vidas y nuestros intereses comunes", manifestaron ambos en el citado texto, que lleva como rúbrica 'su majestad el rey' y 'su alteza real' la princesa Delphine. Además, según añadieron, "este vínculo se desarrollará a partir de ahora en un entorno familiar".

El rey Felipe junto al emérito Alberto II, quien abdicó en su heredero hace dos años. El rey Felipe junto al emérito Alberto II, quien abdicó en su heredero hace dos años.

El rey Felipe junto al emérito Alberto II, quien abdicó en su heredero hace dos años. / Efe

Nacida de una relación extramarital del rey emérito Alberto II de Bélgica, Delphine Boël, ahora de Sajonia-Coburgo, fue designada oficialmente como princesa del país a principios de octubre, tras la decisión de la corte de Bruselas que examinaba la petición de reconocimiento de la paternidad del monarca.

Días después de este reconocimiento, en declaraciones a los medios, la artista admitió que "estaría encantada" de asistir a un acto de la familia real si fuese invitada "con amabilidad", pero que "tendría que ser porque ellos quieren", añadió, y "no porque estén obligados". Tras conocer la decisión del tribunal, la nueva princesa de Sajonia-Coburgo manifestó que seguiría con su profesión artística y aclaró que no iría "por la calle pidiendo" que la llamen princesa, aunque se mostró abierta a utilizar su apellido con fines benéficos si "alguna asociación lo necesita".

Delphine Böel, tras ser reconocida princesa de Bélgica. Delphine Böel, tras ser reconocida princesa de Bélgica.

Delphine Böel, tras ser reconocida princesa de Bélgica. / Efe

La artista presentó en 2013 su primera demanda de paternidad a Alberto II, aunque su existencia salió a la luz en 1999 como consecuencia de la publicación de una biografía no autorizada de la reina Paola. La Corte de Apelación de Bruselas ordenó en mayo de 2019 al antiguo monarca, de 86 años, que se sometiese a una prueba de ADN con el fin de cotejar su información genética con la de Delphine. Finalmente, Alberto II confirmó en enero que los resultados del test de ADN al que se sometió por orden de la justicia mostraban que es el padre biológico de la artista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios