Pasarela

El primer reportaje (... y vendrán más) de Rocío Flores en ¡Hola!

  • La hija de Rocío Carrasco y Antonio Davdi Flores protagoniza la portada de esta semana de la revista allanando el terreno a una posible reconciliación con su madre.

Rocío Flores, muy guapa en la portada de ¡Hola! Rocío Flores, muy guapa en la portada de ¡Hola!

Rocío Flores, muy guapa en la portada de ¡Hola! / ¡Hola!

Rocío Flores habla en exclusiva para ¡Hola! esta semana y revela los detalles desconocidos de su vida. Su mayor sueño, como ella misma confiesa, es un acercamiento con su madre tras siete años sin contacto. "La relación con mi madre debe arreglarse. Es una persona fundamental en mi vida", señala.

Portada de ¡Hola! de esta semana. Portada de ¡Hola! de esta semana.

Portada de ¡Hola! de esta semana. / ¡Hola!

Todavía recién llegada de Honduras, la joven aprovecha el filón de Supervivientes para comer terreno a su madre y protagonizar la portada de su revista de cabecera, la que también fuera la de su abuela, la mítica Rocío Jurado. "He pensado muchas veces en mi abuela; si estuviera aquí, estoy segura de que nada de esto hubiera pasado", lamenta.

Con todo, Rocío asegura que no busca la fama y no la buscaba cuando fue a Supervivientes. "No he ido a Honduras para aprovecharme de la imagen de mi madre, sino para que la gente conozca cómo soy". Una estancia que ha servido a los espectadores para saber cómo es la nieta de La más grande: "He aprendido a creer mucho en mí y valorar otras cosas a las que no das importancia en el día a día, como estar con tus seres queridos. Mi balance es positivo", afirma en la charla junto a un bonito reportaje fotográfico en el que aparece muy guapa y más fashion que nunca.

Rocío Flores Carrasco, en una imagen de sus colaboraciones con Telecinco. Rocío Flores Carrasco, en una imagen de sus colaboraciones con Telecinco.

Rocío Flores Carrasco, en una imagen de sus colaboraciones con Telecinco. / Mediaset

Lo cierto es que la entrevista quizás no guste demasiado a Rociíto, ya que su hija también sugiere algunos momentos incómodos en la relación con su progenitora. Por ejemplo, sobre sus reiterados intentos de establecer contacto, asegura que "ya lo he hecho muchas veces, pero no ha habido respuesta (...). En estos últimos años la he llamado unas seis veces y sólo me lo cogió una vez. Fue para preguntar por mi hermano y la respuesta que obtuve no fue muy agradable".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios