Pasarela

Por qué Tamara Falcó y Jordi Cruz no están juntos

  • Tras el esperado beso en la final, la 'niña pija' y el chef no han continuado su supuesto romance.

El beso de Tamara Falcó y Jordi Cruz en la final de 'MasterChef Celebrity'. El beso de Tamara Falcó y Jordi Cruz en la final de 'MasterChef Celebrity'.

El beso de Tamara Falcó y Jordi Cruz en la final de 'MasterChef Celebrity'. / RTVE

Mucho se ha hablado a lo largo de la recién concluida cuarta edición de MarterChef Celebrity de la química especial surgida entre Jordi Cruz y Tamara Falcó, juez y ganadora del talent culinario. La buena sintonía entre ambos ha traspasado la pantalla, a pesar de que la hija de Isabel Presyler haya comentado ahora que lo suyo con el cocinero del ABAc fue "anecdótico". El hecho es que el besazo que le plantó Tamara a Jordi en plena euforia tras proclamarse vencedora está ahí. "Nunca había sido yo la que besara primero a un chico", confesó en el programa.

Tamara y Jordi, en una entrega anterior a la final, flirteando. Tamara y Jordi, en una entrega anterior a la final, flirteando.

Tamara y Jordi, en una entrega anterior a la final, flirteando. / RTVE

Cruz llevaba varias entregas mostrándole su cariño, rogándole un beso y bromeando sobre su "suegra" Isabel Preysler. Hasta que al final ocurrió. Teniendo en cuenta que el programa acabó de grabarse hace unos meses, cuando el chef acababa de romper con su novia de toda la vida, la historia tendría su continuación fuera de pantalla, aunque no llegara a buen puerto visto que ambos acabaron tomando caminos diferentes. Él ahora sale con la brasileña Rebecca Lima, y ella sigue soltera, al menos que se sepa. Al final no cuajó el romance de la niña pija con el chef pero... ¿y la de audiencia que ha dado a MasterChef?

Tamara Falcó gana 'Masterchef Celebrity'

Cada miércoles, los espectadores habían sido partícipes del acercamiento entre ambos. En una ocasión, el chef se alegró de que le tocara el equipo que dirigía la diseñadora y socialité. "Qué contento te has puesto con Tamara. ¿Qué pasa con Tamara?", le preguntó Samantha, a lo que Jordi respondió:  "Tamara es guay". Después de besos castos en la mejilla, otros menos castos robados por él, cobras y planes de cenas y navidades en casa de Isabel Preysler ("en Navidad iré con chaquetilla", bromeó Jordi con Isabel en el esperado momento de las presentaciones, también en la final del concurso), cuando Tamara se echó encima de él nadie se lo creía. No era para menos después de lo que el cariñoso discurso que el catalán le dedicó tras la cata de sus platos, reconociendo que al principio desconfió de ella: "Pensé: a ver la niña pija qué va a hacer. No se va a tomar en serio el concurso. Se llaman prejuicios. En ti he descubierto una persona transparente, eres de las personas más nobles que he conocido en mucho tiempo y para mí has sido un descubrimiento bestial". Lástima que tal declaración de amor no acabase en historia de amor... o sí.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios