Caso Invercaria Defensa de Invercaria: creó 3.000 empleos y un “sólido tejido empresarial”

  • La defensa pide unificar en uno solo los veinte futuros juicios 

  • Niega el delito porque las iniciativas de capital riesgo son más arriesgadas que las convencionales

Tomás Pérez-Sauquillo, ex presidente de Invercaria, sale de los juzgados Tomás Pérez-Sauquillo, ex presidente de Invercaria, sale de los juzgados

Tomás Pérez-Sauquillo, ex presidente de Invercaria, sale de los juzgados

Comentarios 3

El abogado de Tomás Pérez-Sauquillo, ex presidente de Invercaria, sostiene en su escrito de defensa que esta empresa andaluza de capital riesgo creó 3.000 empleos y “ha tenido un éxito sin precedentes fácilmente constatable”, pues contribuyó a crear “un sólido tejido empresarial” de compañías con “un valor exponencialmente superior al capital invertido”.

En sus escritos de defensa, el abogado Javier Vidal recoge que Pérez-Sauquillo está procesado en cinco de los siete primeros sumarios de Invercaria que han llegado a juicio en la Audiencia y en ellos el fiscal pide para él 56 años de cárcel y 5.756.384 euros de indemnizaciones.

Teniendo en cuenta que los futuros juicios por piezas de Invercaria pueden llegar a los veinte, Pérez-Sauquillo podría llegar a enfrentarse a más de cien años de cárcel “todo ello por los mismos hechos”, por lo que una de las peticiones de la defensa es que se acumulen todas las piezas y se celebre un único juicio.

Las acusaciones se basan en que se trata de “empresas fallidas porque no ha tenido éxito la inversión” pero la defensa recuerda que estamos hablando de  iniciativas de capital riesgo, que como su nombre indica conllevan “un riesgo mayor que las inversiones tradicionales”.

Proyectos innovadores y de éxito

Las empresas de capital riesgo se nutren de proyectos innovadores y aportan al tejido empresarial “un valor añadido y una competitividad”. En los cinco años en que Pérez-Sauquillo fue presidente de Invercaria, con un capital social de 40 millones de euros consiguió “rondas de financiación entre los 100 y 200 millones de euros”.

Afirma la defensa que la mayoría de estas empresas “han sido un gran éxito”, máxime “teniendo en cuenta que las inversiones en capital riesgo tienen un periodo de maduración que oscila entre los cinco y siete años”.

El abogado cita veinte empresas que en la actualidad son referencia a nivel nacional, líderes en el ámbito mundial, que están implantadas en Europa, EEUU y China y que alcanzan una facturación anual de decenas de millones de euros.

Se trata de Ghenova Ingeniería, Job&Talent, Easy Industrial Solutions, Greenpower Technologies, Faasa Aviación, Ht Masterbatches, Biomedal, Cyclus, Indisys, Bioaveda, Biomaslinic, Derprocom Xxi, Genosa, Marilum Mar de Cristal, Ingeniatrics, Bionaturis, Ingelabs, Ximetrics e Yflow.

Proyecto FIVA

En el caso concreto del proyecto FIVA (Ferias Internacionales Virtuales de Andalucía), “tuvo una actividad en los primeros dos años de casi 500.000 visitas”. La defensa reconoce que el proyecto no llegó a consolidarse pero ello no se debió a su “ejecución, que fue exitosa”, sino a ”la disparidad de criterios entre los socios sobre la estrategia de comercialización”.

El proyecto FIVA “sigue siendo viable e innovador”, concebido como “un gran escaparate virtual donde pudieran publicitarse más de 50.000 empresas de Andalucía”, mantiene el defensor. 

En sus escritos, la defensa cita otro problema de la causa de Invercaria instruida en el juzgado número 16 de Sevilla: todos los procedimientos se han resuelto “con idénticas alegaciones del Ministerio Fiscal, plasmadas en idénticos autos del juez instructor, que transcribe punto por punto y coma por coma todo lo que dice el Ministerio Fiscal en sus escritos”. “Se puede decir, casi con total seguridad, que con un mismo escrito del fiscal se han abierto siete causas iguales y que el juez, en base a ese mismo escrito, ha dictado siete autos iguales”, dice Javier Vidal. La “irremisible consecuencia” es que la defensa “se ve obligada a repetir los mismos argumentos”, aunque, eso sí, no todos son idénticos como ocurre con los escritos del fiscal y del juez instructor. 

Perjuicio para el tejido empresarial

Otra línea argumental de la defensa sostiene que “por desgracia, desde que hace cinco años comenzaron estos procesos judiciales”, Invercaria se encuentra “prácticamente inoperativa, dedicándose a defender sus argumentos judicialmente”, con lo que Andalucía “pierde nuevamente la posibilidad de seguir creando el tan necesario tejido empresarial”.

Respecto a la necesidad de unificar todos los sumarios, la defensa alega que en caso contrario “se creará un desorden procesal extraordinario, con múltiples contradicciones entre los testigos, que restarán credibilidad a cada una de las causas al no poderse vislumbrar en qué pieza u otra se ha declarado lo correcto”. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios