Colegios profesionales

Admiten a trámite una segunda querella contra la decana de los arquitectos

  • Consiguió “mayorías ilícitas y ficticias” para controlar la fundación FIDAS

  • Es acusada de despedir a un abogado que se negó a hacer un informe “sesgado”

Cristina Murillo acude a declarar al juzgado Cristina Murillo acude a declarar al juzgado

Cristina Murillo acude a declarar al juzgado / Belén Vargas

El juzgado de instrucción 5 de Sevilla ha admitido a trámite una segunda querella por presunto delito societario contra la decana del Colegio de Arquitectos de Sevilla, Cristina Murillo Fuentes, el secretario Juan Carlos Rodríguez Velasco y el tesorero Francisco García Romero.

Al igual que una primera querella, en la que los tres denunciados declararon como investigados, esta se refiere a supuestas maniobras para conseguir “mayorías ilícitas y ficticias para destituir y cesar” a los patronos de la Fundación para la Investigación y Difusión de la Arquitectura (FIDAS), dependiente del colegio profesional, que eran próximos al anterior decano, Ángel Díaz del Río.

Díaz del Río fue decano de los arquitectos sevillanos durante 16 años hasta que perdió las elecciones en mayo de 2017 frente a Cristina Murillo. Desde entonces ambos se han denunciado mutuamente, pero la causa de Murillo contra Díaz del Río por delito societario, falsedad y supuesto desvío de 860.000 euros fue archivada por el juzgado de instrucción 17.

Una primera querella presentada contra Murillo, el secretario y tesorero sigue activa en el juzgado de instrucción 6, donde están acusados de haber urdido un supuesto “plan ilícito” para “despojar” de sus cargos a ciertos patronos y “tomar acuerdos sin respetar las mayorías”.

La nueva querella en el juzgado de instrucción 5 ha sido presentada por el patrono Marcelino S.N. y pide que se acumule a la abierta en el juzgado número 6.

En ella afirma que los querellados buscaban “cesar por cualquier medio a los patronos que tenían su cargo en vigor, nombrando en su sustitución, infringiendo las normas estatutarias, a otros patronos que les fueran afectos” y todo ello “sin importarles el perjuicio que con ello se ocasionara a FIDAS”.

Para justificar su “ilícita conducta han recurrido a todo tipo de subterfugios, que carecen de lógica y justificación” como dar por buenos los patronos que figuran en el Registro de Fundaciones, que “ellos mismos eran conocedores que se encuentra desfasado” y con “un mínimo de diligencia” consultando las actas habrían comprobado que sus cargos estaban en vigor, según la querella.

Junto a estas presuntas irregularidades, la querella añade otras como el despido del abogado del Colegio de Arquitectos por “no efectuar un informe en el sentido y con el sesgo que les interesaba”, o la readmisión de un informático cuyo despido había sido declarado procedente por “entrar ilícitamente” y obtener datos sensibles.

También denuncia que los querellados se desistieron de la reclamación de unos 27.000 euros al Colegio de Arquitectos de Huelva “sin informar ni obtener autorización del Patronato, originándose el consiguiente perjuicio económico para FIDAS”.

A preguntas de este periódico, un portavoz del Colegio de Arquitectos declinó hacer comentarios sobre la nueva querella.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios