Apropiación indebida

Piden 3,5 años al ex mayordomo del Valle por apropiarse de 175.982 euros

  • La acusación extiende las irregularidades a su etapa como clavero

  • Al dejar el cargo declaró un saldo de 26.939 euros que en realidad eran 16 

Nazarenos de la hermandad del Valle Nazarenos de la hermandad del Valle

Nazarenos de la hermandad del Valle / Juan Carlos Muñoz

La acusación particular ha pedido tres años y medio de cárcel para Antonio Manuel C.L., ex mayordomo de la Hermandad del Valle, a quien acusa de apropiarse de 175.982 euros. No solo le acusa de sus ocho años como mayordomo (2007-2015) sino que extiende las irregularidades a su etapa como clavero (1999-2007).

A diferencia de la juez instructora, que eleva el dinero desviado a 219.660 euros, esta acusación lo sitúa en  175.982 euros, sumando los 56.847 euros que ingresó en efectivo en su propia cuenta más la cantidad de 119.134 euros por el desfase de tesorería de los ejercicios 2011 a 2015.

El abogado y hermano del Valle Eduardo Muriedas ha sido la primera acusación particular en presentar su escrito de calificación. En él, recoge que Manuel C.L. estuvo ejerciendo el cargo de clavero o auxiliar de mayordomo desde junio de 1999 hasta junio de 2007, tiempo durante el cual tuvo ocasión de ver cómo funcionaba la contabilidad de la hermandad.

En su escrito, al que ha tenido acceso este periódico, afirma que el acusado, “aprovechando sus cargos de clavero y posteriormente de mayordomo, abusando de la confianza depositada en su persona, con la intención de obtener un beneficio económico propio”, estuvo de forma continuada apropiándose de dinero en efectivo desde el 21 de febrero de 2006 al 7 de julio de 2015.

El acusado compareció el 12 de febrero de 2016 en el despacho profesional del propio Muriedas y reconoció la apropiación de 56.847 euros mediante  disposiciones en efectivo y cobrando cheques de la hermandad. Además de este dinero en efectivo ingresado en su cuenta particular, también dispuso de otros 119.134 euros cuando desempeñó el cargo de mayordomo.

Cuando cesó, presentó al Cabildo General de Cuentas del 15 de junio de 2015, rindiendo cuentas del periodo entre enero y junio de ese año, un resultado positivo del ejercicio de 30.686 euros, par lo que aportó “un certificado falso el del saldo en la cuenta de la hermandad y contabilizando facturas que manifestaba estar pagadas”.

En el mes de octubre de 2015, la hermandad descubrió que ese resultado no se correspondía con la realidad, pues frente a un balance en bancos de 26.939 euros en realidad el saldo en la cuenta de la hermandad era de 16 euros.

Entre otras irregularidades, esta acusación particular señala que se devolvieron recibos de diversos proveedores “existiendo saldo positivo en la cuenta bancaria“: de Acciona por importe de 5.158 euros, Endesa por importe de 1.134 euros, Fundación Casco Antiguo por importe de 1.596 euros y seguros por importe de 1.538 euros.

En el caso de la comida de la hermandad del Viernes de Dolores del año 2015, el acusado recibió un cheque al portador de 3.850 euros que “cobró e hizo suyo” y entregó un pagaré de su propia cuenta al proveedor con vencimiento en febrero de 2016 “que por supuesto no abonó“.

En su rendición de cuentas hizo constar una serie de pagos que realmente no había efectuado, entre ellos los realizados al Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico por restauraciones.

Todo ello hizo que a 31 de diciembre existiese una deuda pendiente de pago a proveedores y acreedores de 14.762 euros.

Entre otros, la acusación recoge que el 4 de diciembre de 2015 el acusado reconoció ante los responsables de la hermandad la distracción de 77.152 euros y entregó un pagaré por importe de 67.000 euros que resultó impagado.

A continuación aseguró que su hermana iba a prestarle dinero y el 5 de febrero de 2016 remitió una orden de transferencia por importe de 70.000 euros que también resultó falsa.

Antonio Manuel C.L. es acusado de un delito continuado de apropiación indebida, por el que piden para él tres años y medio de cárcel, una multa de 10 meses a razón de seis euros (1.800 euros), y que  indemnice a la hermandad en 175.982 euros más los intereses legales.

Precisa que esta parte se adherirá a la petición que realice el fiscal sobre el delito de falsedad documental que también le imputó la juez instructora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios