Asalto a supermercados

El SAT pide que el asalto al supermercado quede en un hurto sin ánimo de lucro

  • Su abogado afirma que el plan era llevarse los alimentos sin violencia

  • La Fiscalía mantiene un año y medio de cárcel por robo violento

Algunos de los concentrados en la primera jornada de juicio Algunos de los concentrados en la primera jornada de juicio

Algunos de los concentrados en la primera jornada de juicio / Víctor Rodríguez

El abogado del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) pidió este jueves, en la última jornada del juicio por el asalto a un supermercado de Écija, que los hechos sean calificados como hurto, con una condena de multa. Destacó que los procesados no actuaron con ánimo de lucro pues entregaron los productos sustraídos a la Corrala Utopía.

En la última jornada del juicio, la fiscal del caso y la acusación particular mantuvieron su petición de un año y medio de cárcel por robo violento para los cinco únicos procesados que llegaron a juicio, ya que otros 15 asaltantes reconocieron los hechos y aceptaron seis meses de cárcel, sustituibles por una multa de 720 euros.

En su informe ante la juez de lo penal 2, el abogado del SAT, David Rodríguez, pidió la absolución de esos cinco militantes y de forma alternativa que sean condenados a la mínima pena por hurto y no por robo violento. La condena por hurto es de 6 a 18 meses de cárcel si lo sustraído supera los 400 euros y de una multa si no supera esa cantidad.

Solicitó especialmente la absolución de Victoriano J.M., el único que entró a juicio, porque era el dueño de la furgoneta con la que iban a trasladar los productos y la agente de policía que analizó las imágenes de las cámaras de seguridad corroboró en el juicio que no hay ningún fotograma de este procesado dentro del Mercadona donde ocurrieron las agresiones.

El propio interesado declaró a la juez que se quedó fuera en compañía de Juan Manuel Sánchez Gordillo, alcalde de Marinaleda.

David Rodríguez aseguró que “la voluntad de los participantes era un hurto”, como se demuestra por las imágenes de Canal Sur en las que el organizador Manuel Rodríguez Guillén, ex diputado provincial por IU, les pedía no forcejear con la Policía y no sacar los carros del supermercado si se lo impedían los trabajadores.

Las cosas sucedieron de otra manera y los excesos “no son imputables a todos”, según la defensa. David Rodríguez destacó que ninguno de los cinco militantes que han llegado a juicio aparecen en las imágenes manteniendo ningún contacto físico con los empleados que  resultaron lesionados. 

El abogado pidió a la juez que tuviese en cuenta a la hora de fijar la posible condena la finalidad de los asaltantes, que no era un afán de lucro sino entregar los alimentos a la Corrala Utopía.

Hizo finalmente alusión al reciente informe de Relator de la ONU sobre la pobreza que sufre el 26% de la población española y dijo que si ahora se ha asustado de la situación, es fácil imaginarse su impresión en 2012, cuando ocurrió el asalto y España vivía la época más cruda de la crisis económica. 

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios