Atropello mortal

Piden 4 años a un conductor ebrio que mató a un ciclista e hirió gravemente a otra

  • Duplicaba la alcoholemia, circulaba a velocidad excesiva y no llevaba las gafas obligatorias

  • La mujer que iba sentada en el manillar sufrió graves lesiones 

Dispositivo policial en el lugar del atropello Dispositivo policial en el lugar del atropello

Dispositivo policial en el lugar del atropello

Comentarios 7

La Fiscalía de Sevilla ha pedido cuatro años de cárcel para un conductor que arrolló a una bicicleta, causando la muerte al ciclista y graves lesiones a una mujer que llevaban sentada en el manillar.

El conductor, de 74 años, no llevaba puestas las gafas a las que estaba obligado según su última revisión del carnet de conducir y arrojó una alcoholemia de 0,58 miligramos de alcohol en aire expirado, más del doble de la autorizada.

El accidente ocurrió en la carretera de Su Eminencia a las 20.30 horas del 24 de enero de 2018. Juan Manuel G.M., de 52 años, circulaba en su bicicleta portando sentada en el manillar a Luz Elena E.I., de 35 años, y lo hacía “correctamente, por el margen derecho del carril derecho”, según el escrito de acusación al que ha tenido acceso este periódico.

El acusado José L.M. circulaba con su vehículo Peugeot a 88 kilómetros por hora en una zona limitada a 50 kilómetros/hora. Como consecuencia de la ingesta excesiva de alcohol, que le “mermaba la capacidad de reflejos y control” según el fiscal, realizó una maniobra brusca de adelantamiento a otro coche y, una vez rebasado, hizo un giro brusco a la derecha.

Entonces embistió por detrás a la bicicleta con tal violencia que lanzó los cuerpos del ciclista y de la ocupante contra su vehículo y los elevó por encima de éste hasta caer en el asfalto. El primero cayó a 42 metros y la segunda a 28.

De resultas del brutal golpe, el hombre falleció en el lugar por traumatismo craneoencefálico severo, pese a los esfuerzos reanimatorios de los sanitarios del 061. Su acompañante sufrió fracturas abiertas de tibia y peroné, fractura cerrada de pelvis, traumatismo toráceico grave, múltiples fracturas costales, neumotórax o otros politraumatismos de los que tardó en curar 230 días y que le dejaron numerosas secuelas permanentes.

En el juicio que celebrará en los próximos meses un juzgado penal, el fiscal solicitará una indemnización de 137.910 euros para un hijo de 13 años del fallecido, 20.778 euros para una de las hermanas del ciclista y 15.685 para otra, así como el pago de 38.577 euros a la mujer lesionada.

La petición incluye seis años de privación del derecho a conducir vehículos a motor. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios