Nuevas Tecnologías

La investigación penal con grabadoras y balizas GPS, a debate en Sevilla

  • El periodista Paco Lobatón tratará la búsqueda de personas desaparecidas con ayuda de las TIC

  • Debatirán las Nuevas Tecnologías en la investigación periodística y el trabajo de los detectives   

Esquema de las ponencias en Osint Sevilla Esquema de las ponencias en Osint Sevilla

Esquema de las ponencias en Osint Sevilla

Expertos procedentes de diferentes sectores debatirán los días 6 y 7 en Sevilla sobre la Inteligencia de Fuentes Abiertas (OSINT), con particular atención a la polémica en torno a las balizas de seguimiento por GPS que se colocan en los coches, que han sido objeto de  sentencias contradictorias en los últimos tiempos.

La reunión denominada Osintcity tratará también la búsqueda de personas desaparecidas en una mesa redonda con participación del periodista Paco Lobatón, de un inspector de Policía destinado al Centro Nacional de Desaparecidos y de un perito informático que creó un protocolo para buscar desaparecidos aplicando las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC).

Otras ponencias y mesas redondas abordarán el uso de la tecnología en la investigación civil y penal, la desinformación, los delitos informáticos, el derecho tecnológico y las Fuentes Abiertas en la investigación periodística.

El detective sevillano Juan Carlos Arias dirigirá una mesa redonda centrada en aspectos como las “operaciones de influencia y desinformación” a cargo de la experta Cristina López Tarrida.

Por su parte, el detective Juan de Dios Vargas abordará en su ponencia la jurisprudencia sobre diferentes asuntos de actualidad como la colocación de cámaras en los centros de trabajo o el acceso de los padres a los ordenadores de sus hijos, así como uno de los asuntos más polémicos que continúan abiertos: el uso de las balizas de seguimiento que se colocan en los coches sin conocimiento de su propietario para conocer los lugares donde ha estado.

El debate está centrado en si esas balizas suponen una intromisión en la intimidad y si sus datos numéricos deben ser considerados una información personal.

Una de las primeras sentencias sobre el tema la dictó  un juzgado penal de Valencia y se refería a este mismo detective: concluyó que “la colocación de un GPS, que lo que hace es registrar cuándo arranca y se detiene el vehículo y dónde se encuentra físicamente, debe someterse al mismo tratamiento que se daría al seguimiento por medio de un detective privado, sin que proceda distinción alguna por el hecho de que, en lugar de efectuar el seguimiento directa y personalmente, lo haga apoyado con instrumentos tecnológicos”.

Entre los ponentes se encuentran expertos procedentes de la Escuela Superior de las Fuerzas Armadas, analistas de ciberinteligencia, abogados especialistas en delitos informáticos y el magistrado sevillano Carlos Lledó, que disertará sobre las investigaciones con fuentes abiertas en el ámbito penal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios