Estafa

Juicio a un vendedor que se quedó el dinero de 12 coches

  • El fiscal pide seis años de cárcel por estafa

Audiencia Provincial de Sevilla Audiencia Provincial de Sevilla

Audiencia Provincial de Sevilla / Europa Press

Los dueños de un taller de coches de San José de la Rinconada van a ser juzgados este martes por un  presunto delito continuado de estafa al quedarse con el dinero que les entregaron doce compradores como señal, en total 204.577 euros.

Los acusados son Eduardo D.G y su hija María Dolores D.R., que gestionaban indistintamente un taller abierto a público en un polígono industrial. Su empresa firmó un contrato para captar clientes interesados en un vehículo KIA que entregaría un concesionario oficial de dicha marca, pero previo pago por parte del cliente a los acusados.

Según el escrito de acusación del fiscal, al que tuvo acceso este periódico, los dos acusados “de común acuerdo y con ánimo de ganancia ilícita, por cuanto eran conocedores de la deficitaria situación económica de su empresa”, captaron compradores que entre enero y mayo de 2012 les entregaron diferentes cantidades como señal o mediante financiación a través de una compañía especializada.

Otros compradores aportaron  como parte del pago su propio vehículo, que los procesados transmitieron a terceras personas, aunque éstas últimas “actuaron de buena fe” y no consta que conocieran el “ardid ilícito”, según el fiscal.

Los acusados “hicieron suyo el dinero recibido” y fueron dando excusas a los compradores. Serán juzgados en la Sección Tercera de la Audiencia de Sevilla, donde se enfrentarán a una petición de seis años de cárcel por un delito continuado de estafa, además de una multa de 12 meses con cuota diaria de 30 euros (10.800 euros).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios