Crimen de Almonte

El forense Etxeberría explicará el martes su plan de trabajo sobre el crimen de Almonte

  • A la vista de sus resultados podría suspenderse la exhumación de los dos cadáveres

  • Etxeberría no comparte algunas conclusiones de otros peritos

Aníbal Domínguez, hermano y tío de las víctimas

Aníbal Domínguez, hermano y tío de las víctimas / Alberto Domínguez

El abogado de la acusación particular, en nombre del antropólogo forense Francisco Etxeberría, ha comunicado al juzgado de La Palma del Condado que investigó el doble crimen de Almonte que el próximo 17 de marzo puede acudir a esa sede para explicar su plan de trabajo de cara a analizar la manta y el vestido que llevaba la niña asesinada.

Etxeberría es el forense que, entre otros, identificó los restos de los niños de Córdoba asesinados por su padre, José Bretón, y los de los presuntos etarras Lasa y Zabala. En esta ocasión, ha aceptado analizar la manta hallada en el lugar del crimen y el vestido que llevaba la pequeña asesinada en busca de células epiteliales que permitan identificar al posible autor de los crímenes, de los que fue absuelto definitivamente Francisco Javier Medina.

El abogado sevillano José Ignacio Bidón Vigil de Quiñones, que representa a la viuda y madre de los fallecidos -un padre y su hija de ocho años- dice en un escrito dirigido al juzgado que Etxeberría  “con gran ilusión y disponibilidad de que todo se aclare” podría tomar un avión de Bilbao a Sevilla el martes día 17 y un familiar de la acusación particular le llevaría por carretera a Huelva.

Etxeberría podría examinar esas prendas en el Instituto de Toxicología del Pais Vasco o en la misma sede de la institución en Madrid, donde actualmente trabaja en varios proyectos del Gobierno de España.

Según Bidón, el perito le ha expresado que “no da crédito en cuanto a las conclusiones que otros peritos llegaron con anterioridad, todo ello manifestado con los máximos respetos que le merecen cuantos forenses anteriores hayan intervenido”.

El escrito afirma que, en caso de que los informes determinen quien fue el autor de los asesinatos cometidos en abril de 2013, “quizá ya no sería necesario que se practicara la prueba ya admitido por el juzgado de la exhumación de los dos cadáveres”.

Por otra parte, Aníbal Domínguez, hermano del asesinado, ratificó este jueves en el juzgado su querella contra la vecina de Almonte por insinuar en Facebook que él fue el asesino de su hermano Miguel Angel. Por esta “grave lesión a su honor” reclama una indemnización de 12.500 euros. La denunciada está citada el 30 de marzo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios