Nuevo juicio a la Manada

Comienza el juicio a tres miembros de la Manada por robar gafas en San Sebastián

  • La Fiscalía de Guipúzcoa pide diez meses de cárcel para José Ángel Prenda y Ángel Boza, y de siete meses para el ex guardia civil Antonio Manuel Guerrero, quien devolvió unas gafas sustraídas.

Una imagen de los miembros de la Manada durante el robo en la óptica de San Sebastián. Una imagen de los miembros de la Manada durante el robo en la óptica de San Sebastián.

Una imagen de los miembros de la Manada durante el robo en la óptica de San Sebastián. / J. G.

Nuevo juicio a la Manada. Esta vez por el robo de gafas en una óptica de San Sebastián dos días antes de la violación de una joven en los Sanfermines de 2016. En el juzgado de lo Penal número 3 de San Sebastián comienza el juicio contra José Ángel Prenda, el ex guardia civil Antonio Manuel Guerrero y Ángel Boza -que ya fue condenado en noviembre pasado a pagar una multa de 1.080 euros por el robo de unas gafas-, por la sustracción de cinco gafas de sol en una óptica de la ciudad vasca.

Según el escrito de conclusiones provisionales de la Fiscalía de Guipúzcoa, al que ha tenido acceso este periódico, los hechos tuvieron lugar sobre las 19:15 horas del 5 de julio de 2016, cuando estos tres acusados, actuando de "consuno y guiados de un ánimo de enriquecimiento ilícito”, accedieron a una óptica ubicada en la calle Hernani de San Sebastián.

Dice el fiscal que los tres miembros de la Manada, valiéndose de la "gran afluencia" de clientes que había en ese momento en el comercio, se apoderaron sin emplear fuerza alguna en las cosas ni violencia en las personas, de cinco gafas de sol de la marca Rayban, valoradas en conjunto en 865,85 euros. Por su parte, el ex guardia civil Antonio Manuel Guerrero ha devuelto una de las gafas sustraídas pero las otras cuatro no han aparecido.

Antonio Manuel Guerrero, uno de los integrantes de 'la Manada'. Antonio Manuel Guerrero, uno de los integrantes de 'la Manada'.

Antonio Manuel Guerrero, uno de los integrantes de 'la Manada'.

La Fiscalía de Guipúzcoa considera que los hechos son constitutivos de un delito de hurto del artículo 234.1 del Código Penal, por el que reclama una condena de diez meses de prisión para José Ángel Prenda y Ángel Boza, mientras que al ex guardia civil le pide siete meses de cárcel al apreciar en su actuación una circunstancia atenuante de reparación del daño, por haber devuelto las gafas.

Además, los tres acusados deberán indemnizar con 865,85 euros a la propietaria de la óptica, cantidad a la que habría que restar el valor de las gafas que entregó Antonio Manuel Guerrero, “siempre que estén en poder de aquella y en condiciones aptas para la venta”.

La defensa pide una multa de 150 euros

Por su parte, el abogado Agustín Martínez, que representa a los tres miembros de la Manada, considera que los hechos son constitutivos de un delito leve de hurto, por el que solicita que se les imponga una pena mínima de multa de un mes a una cuota de cinco euros (150 euros) a cada uno de los jóvenes.

El juicio se produce cuando los cinco miembros de la Manada continúan en la prisión, en cumplimiento de la condena de 15 años que les impulso el Tribunal Supremo por la violación de una joven de 18 años, hechos que tuvieron lugar dos días después del robo de las gafas. La junta de tratamiento de la prisión ha propuesto a Instituciones Penitenciarias que los cinco jóvenes cumplan su condena en cárceles de fuera de la provincia de Sevilla.

Vea el vídeo en el que el miembro de la Manada Ángel Boza roba unas gafas de sol

En noviembre del año pasado, otro juez de Sevilla condenó a Ángel Boza por sustraer unas gafas en un centro comercial de Sevilla poco después de quedar en libertad provisional -a la espera de la sentencia del Tribunal Supremo-, pero lo absolvió del delito de robo con violencia por el que se enfrentaba a cuatro años de cárcel. 

El juez de refuerzo del juzgado de lo Penal número 10 de Sevilla, José Jesús Maraver Lora, condenó en concreto al joven por sendos delitos leves de hurto y de lesiones al pago de dos multas de 540 euros cada una, así como a indemnizar con 234,32 euros a un vigilante que resultó herido, y lo absolvió del delito de robo con violencia e intimidación por el que la Fiscalía de Sevilla había pedido una condena de cuatro años de prisión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios