Tráfico de drogas

Piden ocho años al militar brasileño detenido con 37 kilos de cocaína

  • El fiscal añade una multa de 4 millones de euros por un alijo valorado en 1,4 millones 

Manoel Silva Rodrigues y el furgón en el que fue trasladado al juzgado de guardia Manoel Silva Rodrigues y el furgón en el que fue trasladado al juzgado de guardia

Manoel Silva Rodrigues y el furgón en el que fue trasladado al juzgado de guardia

La Fiscalía de Sevilla solicita ocho años de cárcel y una multa de 4 millones de euros para Manoel Silva Rodrigues, un militar integrante de la comitiva del presidente de Brasil Jair Bolsonaro, que fue detenido en el aeropuerto sevillano de San Pablo con 37 kilos de cocaína de una pureza del 80%.

En su escrito de acusación, al que tuvo acceso este periódico, la Fiscalía recoge que sobre las 14 horas del día 25 de junio de 2019 desembarcaron en el aeropuerto de San Pablo los 21 pasajeros militares del vuelo militar Brasilian Air Force BRS08, entre los que se encontraba el inculpado.

Al pasar por el control aduanero, la Guardia Civil intervino al sargento Silva Rodrigues, de 38 años, una maleta con 37 bloques rectangulares de una sustancia que, debidamente analizada, resultó ser cocaína. Tenía un peso de 37 kilos y una pureza base de cocaína del 80,14 %, añade el escrito.

El inculpado portaba esa sustancia “para ser vendida a terceras personas”, según la Fiscalía, que no añade más precisiones dado que Silva Rodrigues se acogió ante el juez a su derecho a guardar silencio. Desde entonces han resultado infructuosas las investigaciones judiciales para determinar si algún clan de Sevilla era el destinatario de la cocaína.

El valor de la referida sustancia se ha fijado en 1.419.262,22 euros, por lo que el fiscal aplica al inculpado la agravante de notoria importancia del alijo.

Silva Rodrigues iba vestido con un pantalón militar de camuflaje y, entre los enseres que le intervinieron al pasar por la aduana, figuraba un porta-trajes con su uniforme, según el escrito de acusación.

El juicio por estos hechos se celebrará en los próximos meses en la Audiencia de Sevilla. El acusado permanece desde su detención en la cárcel de Sevilla y solo en una ocasión su abogado solicitó su libertad argumentando que existían medidas alternativas a la prisión y menos gravosas para su situación personal.

El fiscal antidroga de Sevilla solicita también el comiso del dinero en dólares y reales brasileños que le fueron intervenidos y de su móvil marca Apple, así como la destrucción de la droga incautada.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios