Nuevo giro en el asesinato de Marta del Castillo

Una nueva esperanza para la familia de Marta del Castillo

Una nueva esperanza para la familia de Marta Una nueva esperanza para la familia de Marta

Una nueva esperanza para la familia de Marta

Once años después del asesinato de Marta del Castillo, el caso vuelve a las manos de un juez. La investigación desarrollada por la familia de Marta y la abogada Inmaculada Torres ha posibilitado que el magistrado Álvaro Martín reabra la causa para tratar de esclarecer dónde está el cuerpo de la joven que desapareció el 24 de enero de 2009 y si en los hechos puede haber implicadas "terceras personas" que hasta ahora no hayan sido enjuiciadas por estos hechos.

En primer lugar, debe precisarse que la reapertura de la investigación se produce en las diligencias previas del año 2013 en las que se investigó a Francisco Javier Delgado, hermano de Miguel Carcaño, por un delito de homicidio, pero evidentemente no afecta a la causa principal en la que fue condenado entonces como asesino confeso Miguel Carcaño y absueltos de encubrir el crimen los otros tres acusados: su hermano Francisco Javier Delgado; la novia de éste, María García Mendaro; y Samuel Benítez, el que fuera amigo íntimo de Carcaño.

La reapertura no afecta a la situación de Carcaño, que sigue cumpliendo su condena de 21 años

Todo parte de la séptima y última versión que Carcaño ha dado del crimen en estos once años. Carcaño ha pasado de asesino confeso a acusar a su hermano, al afirmar que fue éste quien mató a Marta de varios golpes con la culata de una pistola después que la joven intercediera en una discusión por motivos económicos que ambos mantuvieron en el piso de León XIII.

Y es precisamente en relación con ese piso, y más en concreto sobre la hipoteca que el BBVA concedió a Carcaño en octubre de 2009, tan sólo unos meses antes del asesinato, donde surgen los nuevos datos aportados por la familia de Marta. Toda la documentación que se entregó para solicitar esa hipoteca –nóminas de trabajo, contrato indefinido y certificado de vida laboral de Miguel– es falsa, tal y como adelantó este periódico esta semana. La familia considera que los documentos dan "credibilidad" a esa última versión que Carcaño ha sostenido respecto a lo que ocurrió la noche del crimen. Pero, ¿qué repercusión pueden tener las nuevas revelaciones?

Evidentemente, se trata de una nueva esperanza para los padres de Marta, Antonio del Castillo y Eva Casanueva, de recuperar el cuerpo de su hija. Quizás la última.

De momento, ni el juez ni la Fiscalía quieren crear falsas expectativas a los padres, pero lo que sí es importante es que el instructor haya decidido reabrir la causa en la que se investigó al hermano de Carcaño y que fue archivada en mayo de 2013 por otro juez, Francisco de Asís Molina. Este magistrado fue quien en su día realizó la instrucción del caso y procesó a Carcaño y a los otros tres adultos, pero cuando Miguel ofreció la séptima versión del crimen, culpando a su hermano, el juez no le dio ningún crédito.

Francisco de Asís Molina dio carpetazo en 21 días a una investigación policial que se había prolongado durante un año. En aquel auto, el entonces instructor criticó con vehemencia a la Policía por haberse "extralimitado" al haber vuelto a investigar al hermano de Carcaño, tomando nuevas declaraciones testificales sobre los movimientos de Francisco Javier Delgado fuera del domicilio y sobre su posible participación en el traslado del cuerpo en un vehículo.

¿Puede pasar ahora lo mismo, que el juez llegue a la misma conclusión? Evidentemente cabe esta posibilidad. No hay que olvidar que la discusión entre los dos hermanos por motivos económicos ya fue investigada en 2013 como móvil del crimen.

La reapertura brinda a la Policía la posibilidad de enmendar todos los errores cometidos

Todo dependerá de la nueva investigación que el juez ha encargado a la misma unidad que investigó en su día el asesinato de Marta: el Grupo de Menores (Grume) de la Jefatura Superior de Policía.

Miguel Carcaño ha demostrado a lo largo de la instrucción que es un mentiroso compulsivo. Basta recordar los cambios que ha introducido en las siete versiones que ha ofrecido del crimen.

Pero también es cierto que desde el año 2013 mantiene con persistencia la incriminación de su hermano en el asesinato. No ha variado ese testimonio desde ese año, ni siquiera cuando Antonio del Castillo lo visitó el 24 de febrero de 2017 en la prisión de Herrera de la Mancha (Ciudad Real), donde cumple su condena de 21 años y tres meses de cárcel por este crimen. Fue en esa entrevista donde Carcaño, que ahora está colaborado con la familia, le dijo al padre de Marta que centrara sus esfuerzos en la hipoteca del piso de León XIII.

¿Puede ser esta última versión de Carcaño la verdadera? Esta es la pregunta a la que deben dar ahora respuesta los investigadores de la Policía en esta nueva (o última oportunidad) que les brinda el juez para enmendar todos los errores cometidos en la investigación. Ojalá que la investigación prospere y esos padres puedan acabar con un calvario que se prolonga desde hace 11 años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios