Prostitución

Globos y pancartas contra un piso de prostitutas en el Parque Alcosa

  • Los vecinos colocan globos rosas y carteles contra la trata de personas

  • La dueña atribuye el trasiego de visitas a que las inquilinas “tienen muchos amigos”

La fachada del bloque, con globos y carteles contra la prostitución La fachada del bloque, con globos y carteles contra la prostitución

La fachada del bloque, con globos y carteles contra la prostitución / M.G.

Los vecinos de un bloque de la calle Turia en el Parque Alcosa han emprendido una campaña con globos y pancartas contra un piso de prostitución que les causa continuas molestias por el trasiego de clientes de día y de noche. Ahora ven incrementado su riesgo de salud pública debido al coronavirus, dado que en el edificio viven muchas personas mayores.

Se trata de un piso de alquiler que desde hace aproximadamente un año es utilizado por tres o cuatro mujeres. Un portavoz de los vecinos informa a este periódico de que el ajetreo es diario, pero las molestias se incrementan de noche cuando los clientes se equivocan de telefonillo y despiertan al vecindario.

Los globos y carteles son culminación de una campaña emprendida hace meses, sin mucho éxito, en la que colocaban en el portal carteles de “Sin clientes no hay trata” y otros contra la explotación sexual facilitados por el Centro de la Mujer del Ayuntamiento de Sevilla. Los carteles duraban poco porque alguna de las inquilinas del piso los quitaba.

Algunos de los carteles del vecindario Algunos de los carteles del vecindario

Algunos de los carteles del vecindario / M.G.

Las páginas de prostitución anuncian incluso “plazas libres” en ese piso, con la oferta de “60/40” en aparente alusión a los porcentaje de beneficios para cada parte. Los anuncios indican que “ponemos todos los materiales de trabajo” y que buscan  “niñas preferiblemente latinas” entre 18 y 45 años.

En otro foro de usuarios de prostitución de refieren a él como “el famoso piso de Sevilla Este que hace buenos fichajes físicamente hablando” y es descrito por los consumidores de prostitución como “muy limpio, ordenado, agradable y  discreto”. En ese foro los usuarios valoran con comentarios groseros los servicios que presta cada mujer.

Las prostitutas, según el seguimiento hecho por el vecindario, se anuncian como “Sevilla Este/Palacio de Congresos” y  una de ellas incluía una foto hecha en el propio portal del bloque.

Hace unos meses los vecinos enviaron un burofax de protesta a la dueña del piso, quien argumentó que “las inquilinas tienen muchos amigos”. Ahora se plantean presentar una demanda judicial pidiendo el cese de la actividad por molesta e insalubre.

Creen que la pandemia de coronavirus puede ser el momento para erradicar el problema porque “es un riesgo de contagio que no tenemos obligación de asumir”, más aún porque entre los vecinos hay muchas personas mayores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios