San Juan de Aznalfarache El alcalde declarará el 23 de marzo como investigado por la "moneda social"

  • Recoge en el juzgado la querella de Vox por prevaricación y malversación

El alcalde (centro) llega a los juzgados del Prado El alcalde (centro) llega a los juzgados del Prado

El alcalde (centro) llega a los juzgados del Prado

El alcalde de San Juan de Aznalfarache, Fernando Zamora (PSOE), compareció este viernes en el juzgado de instrucción 14 para recoger la querella de Vox por presunta prevaricación y malversación de caudales públicos en la gestión de la moneda social “ossetana”. El alcalde quedó citado para declarar como investigado el próximo 23 de marzo ante el juez Manuel Centeno Campoy.

A su salida del juzgado, el alcalde declinó hacer declaraciones, a la espera de conocer los términos de la querella, y se remitió a las explicaciones emitidas en su día al conocer las denuncias de la oposición.

La moneda social fue creada en 2017 con la finalidad de favorecer a personas necesitadas y fomentar el comercio, pero según los denunciantes parte del dinero fue empleado para comprar bebidas alcohólicas en lugar de alimentos de primera necesidad, había una contabilidad paralela y no existía un reglamento de funcionamiento de las ayudas.

La denuncia de Vox relata que el Ayuntamiento firmó el 31 de diciembre de 2017 un acuerdo de colaboración con la Asociación de Comerciantes de San Juan de Aznalfarache, y con una ONG llamada Asamblea de Cooperación por la Paz (ACPP) cuyo objeto era la constitución de un fondo solidario sustanciado en la puesta en marcha de una moneda social, denominada moneda ossetana, una tarjeta monedero que permitía a los beneficiarios de la misma poder adquirir productos de alimentación, centrada en la “alimentación básica y saludable de los miembros de dichas familias”. Los beneficiarios compraban en determinados establecimientos designados y posteriormente esos negocios recibían el importe en euros del Ayuntamiento.

Sin embargo, Vox sostiene que "hay muchos gastos que no se corresponden con la finalidad de la moneda ossetana, correspondiendo a gastos en bares y verbenas celebradas en el pueblo. Igualmente existen presuntamente compras que no se corresponden con alimentos de primera necesidad, tales como botellas de bebidas alcohólicas. Y por último igualmente parece ser que algunos beneficiarios de esta moneda no son vecinos del municipio de San Juan de Aznalfarache”.

La Agrupación Socialista de San Juan de Aznalfarache, de su lado, aseguró que todo el programa de la moneda social "está fiscalizado” y advirtió contra los "bulos" y "falsedades" de Vox en su denuncia. También en un pleno de octubre de 2020 el alcalde aseguró que el Ayuntamiento había dado explicaciones “con documentación y transparencia”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios