VÍCTIMAS VULNERABLES

Sevilla habilita una sala Gesell para la declaración de menores y discapacitados

  • Un espejo permite al juez y a los abogados ver la declaración sin cohibir a la víctima

La sala Gesell de los juzgados de Sevilla La sala Gesell de los juzgados de Sevilla

La sala Gesell de los juzgados de Sevilla

Los juzgados de Sevilla han empezado a utilizar una sala Gesell para interrogar a menores de edad y personas discapacitadas o vulnerables. Se trata de dos habitaciones separadas por un espejo, en una de las cuales se sitúan la víctima y el entrevistador (normalmente un psicólogo) y en la otra todas las personas que deben presenciar el acto: el juez, el fiscal, el secretario judicial, los abogados de todas las partes, otros psicólogos y los informáticos que graban todo lo que sucede.

El objetivo de este tipo de declaraciones es evitar la revictimización o exposición de la víctima a múltiples interrogatorios. Su declaración queda como prueba preconstituida con todos los requisitos de legalidad, al haberse realizado en presencia de todas las partes, incluida la defensa del acusado, y con la posibilidad de haber hecho preguntas a la víctima.

De esta manera, el testigo no se ve obligado a acudir al juicio años después y tener que rememorar lo sucedido.

La sala Gesell de Sevilla está situada junto al Juzgado de Guardia, en las dependencias del Servicio de Asistencia a las Víctimas (SAVA). La llamada sala de exploración tiene una mesa, sillas y unas estanterías con juguetes para el caso de que el entrevistado sea un menor de edad. Un espejo de dos direcciones permite que las personas situadas en la llamada sala de control vean como se desarrolla toda la comparecencia, que además queda grabada con dos cámaras y un monitor de sonido.

Fuentes judiciales indican a este periódico que hasta ahora se ha utilizado en Sevilla en tres ocasiones y el resultado ha sido satisfactorio. La primera declaración se produjo a mediados de septiembre, la segunda a finales de mes y la tercera este último jueves. Ya existe otra cita prevista para el próximo miércoles.

Normalmente es un psicólogo judicial quien lleva a cabo la entrevista, empezando por comentarios generales y pasando luego a preguntas concretas previamente pactadas con el juez y los abogados. Si el fiscal o un abogado desean añadir alguna pregunta, se la transmiten al magistrado y éste al psicólogo, que usa un auricular imperceptible.

Los profesionales afirman que este sistema permite desarrollar la declaración en un ambiente distendido, amigable y positivo, sin que el testigo se sienta cohibido por la presencia de personas extrañas ante las que exponer los hechos de que ha sido víctima. Al verse libres de la tensión y angustia de esas situaciones, su declaración es más fluida y enriquecedora.

Este tipo de instalaciones reciben su nombre del pediatra y psicólogo norteamericano Arnold Lucius Gesell, que trabajó en la Universidad de Yale.

En Andalucía, la Junta tiene en marcha un proyecto para que funcionen al menos en las ocho capitales y que estas salas presten servicio a los juzgados de la provincia. De hecho una de las tres primeras declaraciones llevadas a cabo en Sevilla se referían a unos abusos sexuales en un pueblo de la provincia. 

Etiquetas

, ,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios