Reportajes

La entidad de mediación creada por el Colegio de Abogados y la Cámara de Comercio de Sevilla, preparada para el 9 de mayo

  • Esta medida alternativa es una de las opciones que maneja el CGPJ en su plan de choque para la Justica tras el estado de alarma

La mediación se perfila como una herramienta para paliar el colapso judicial La mediación se perfila como una herramienta para paliar el colapso judicial

La mediación se perfila como una herramienta para paliar el colapso judicial

La mediación será, sin duda, una solución para paliar el colapso judicial que se espera una vez que termine el estado de alarma. De hecho, entre las propuestas tanto de la Fiscalía General del Estado como del CGPJ para la Justicia una vez que se vuelva a la normalidad. Es un proceso alternativo a la resolución de conflictos que, tras la crisis del coronavirus, será uno de los mejores aliados para paliar la avalancha de casos que esperan en todos los juzgados

La Asociación para el Ejercicio de la Mediación y el Arbitraje (Asemarb) es una entidad creada por el Colegio de Abogados y la Cámara de Comercio de Sevilla que estará preparada para prestar servicios cuando termine el confinamiento. "Incluso estamos valorando la posibilidad de que pueda funcionar de manera online si se prolonga", apunta Rafael Monsalve, diputado de la junta del Colegio de Abogados y uno de los responsables de la asociación.  Asemarb está concebido como un servicio a la ciudadanía a todos los níveles "porque la mediación está llena de respuestas para todos",

"La situación que estamos viviendo ha creado las condiciones perfectas para que la mediación sea percibida como una herramienta de resolución de conflictos", asegura Mariví Rodríguez, una de las responsables de Asemarb. Tanto ella como Rafael Monsalve afirman que se ha trabajado "muy duro" para que todo esté listo para el 9 de mayo, fecha en la que está previsto que se empiece a prestar servicio. De hecho, el elenco de mediadores está prácticamente definido. En la web están ya las cláusulas recomendadas para los contratos e información sobre la asociación.

Además, entre las enseñanzas que se pueden sacar de esta crisis es la necesidad de llegar a acuerdos. "Es necesario transmitir que en esta circunstancia excepcional, a la que aún le queda recorrido, hay que aprender a negociar y conciliar" y esa cultura de mediación facilitará mucho los asuntos judiciales.

Entre los proyectos legislativos que las circunstancias políticas (la moción de censura y dos posteriores elecciones) y la crisis del coronavirus han paralizado está el anteproyecto de ley de mediación obligatoria. "Confío que una vez que pase el estado de alarma se pula ley puesto que hay cuestiones que tendrán que reformularse", advierte Mariví Rodríguez.

Por su parte, Rafael Monsalve reconoce que la Junta de Andalucía está muy interesada en fomentar una mediación de calidad. "Hay que resaltar no tanto la obligatoriedad, que puede conducir a que la mediación se convierta en mero trámite, como la calidad". Para conseguirlo, tanto Rodríguez como Monsalve coinciden en que son necesarios medios y dinero. Mariví Rodríguez va más allá; "Es necesario que losjuzgados tengan muy pulidos los mecanismos de mediación para que no sea una carga más de trabajo en un organismo que ya está casi al límite".

Aemarb no solo va a presentar servicio de mediación y arbitraje, sino también de formación. En estos momentos están preparando un plan formativo más inmediato para empresas, abogados y profesionales. "Es eminentemente práctica y estará a disposición de quienes la soliciten de manera prácticamente inmediata, para que a la salida del estado de alarma quien acuda a Asemarb tenga una formación básica en mediación", asegura Rafael Monsalve.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios