Teatro y Derecho

La abogacía sube al escenario para hablar de la Justicia

  • El Taller de Teatro del Colegio de Abogados inspira su repertorio en el mundo judicial

  • Ha representado “El verdugo de Sevilla”, “Fuenteovejuna”, un juicio romano y una sátira medieval sobre el abogado deshonesto 

Los actores de "In dubio pro..." Los actores de "In dubio pro..."

Los actores de "In dubio pro..."

El Taller de Teatro del Colegio de Abogados de Sevilla puso este sábado en escena “Laberinto”,  una obra con un doble mensaje: por un ladro, la batalla de un matrimonio por “abrir puertas y derribar muros” para su hijo con síndrome de Down. Y por otra, el abogado al que acude el matrimonio para divorciarse y las dos maneras de ejercer la abogacía: la que solo aplica el Derecho y la que se implica, empatiza y se pone en la piel del cliente.

La obra se representó en la Casa de la Cultura de Valencina de la Concepción a beneficio de Manos Unidas y su proyecto de mejora de educación infantil y primaria en Camboya.

El Taller de Teatro del Colegio de Abogados empezó su andadura hace más de diez años, en 2009, y en este tiempo han pasado por él entre 150 y 200 personas. Su directora, Cristina Borrero, explica a este periódico que todos sus montajes “han estado ligados estrechamente con la Justicia en general y  nuestra profesión en particular”.

En 2012 estrenaron en el Colegio Santa Ana de Sevilla la farsa francesa del Siglo XV  “Maese Pathelin”, un enredo sobre el burlador burlado en  torno a  Pathelín, un abogado charlatán, deshonesto y sin dinero.

Le siguió “El Verdugo de Sevilla”  de Pedro Muñoz Seca. Se estrenó en el  Instituto San Isidoro de Sevilla y luego pasó por el majestuoso Teatro El Cerezo de Carmona y el Teatro Goya de Lora del Río, coincidiendo con la remodelación y puesta en funcionamiento de este emblemático edificio.

En 2018 recrearon en el Centro Cultural de Santiponce un juicio romano bajo el título de “In dubio pro…”, fruto de la creación colectiva de los miembros del Taller de Teatro. Según Cristina Borrero, “además de entretener al joven público asistente, nos acercamos y les acercamos a uno de los principios fundamentales  de nuestro Derecho Penal como es la presunción de inocencia”.

Finalmente, en diciembre de 2019 el Taller de Teatro intervino en  la Facultad de Derecho de la Universidad de Sevilla con la Lectura Dramatizada de Fuenteovejuna de Lope de Vega, dentro de las jornadas organizadas con motivo del aniversario de la publicación de la obra en 1619.

Afirma Cristina Borrero que han organizado también distintas actividades “de menor envergadura pero no por ello de menor calado” y entre ellos “nos sentimos especialmente orgullosos de los montajes infantiles que hicimos en las Navidades de 2010 y 2011 en el Hospital Infantil Virgen del Rocío”.

También se han adentrado en problemas sociales con el pasacalles “No ves, no oyes, y no hablas”, puesto en escena en 2015 con motivo del Día Internacional de la Violencia contra la mujer.

Con este mismo motivo, en colaboración con el Instituto Itálica de Santiponce teatralizaron la ponencia “Amarte  no es controlarte”.

El grupo trabaja un día a la semana durante tres horas en la sede del Colegio de Abogados.  Según su directora, la parte de su trabajo relacionada con las técnicas teatrales y el trabajo del cuerpo “resulta útil para los abogados a la hora de romper esa armadura con la que nos protegemos de todo” porque “los abogados solemos estar muy rígidos ante el tribunal y con los clientes”. También han organizado talleres  para mejorar los recursos de los colegiados en materia de improvisación y control de la voz.

¿Qué beneficios aporta a los letrados? Responde Cristina: “la desinhibición,  todos se sienten mas seguros y empiezan a ver la parte artística de su trabajo, la belleza”.

El Taller de Teatro fue una apuesta de Patricia Martínez-Conradi hace diez años, cuando era responsable del área de Cultura del Colegio de Abogados, y ha sido apoyado por sucesivas Juntas de Gobierno para que "muchos abogados puedan disfrutar de dos grandes pasiones: el  Derecho y el Teatro", según Cristina Borrero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios