Fiscalía de Sevilla

Segarra preside un homenaje al fiscal sevillano Arcadio Martínez Henares

  • Asistieron la Fiscalía en pleno y numerosos jueces y abogados

Arcadio Martínez, con María José Segarra (centro) y funcionarias de la Fiscalía Arcadio Martínez, con María José Segarra (centro) y funcionarias de la Fiscalía

Arcadio Martínez, con María José Segarra (centro) y funcionarias de la Fiscalía

La fiscal general del Estado, María José Segarra, asistió este jueves al  homenaje que dos centenares de personas rindieron a Arcadio Martínez Henares, un histórico fiscal sevillano que se ha jubilado después de 43 años de ejercicio profesional.

El homenaje tuvo lugar en un restaurante próximo a los juzgados en la avenida de la Buhaira y a él asistieron la casi totalidad de los fiscales y funcionarios de la Fiscalía, tanto en activo como jubilados. También estuvieron los tres fiscales jefes con los que Arcadio Martínez trabajó: Alfredo Flores, María José Segarra y el actual, Luis Fernández-Arévalo.

Acudieron numerosos magistrados del TSJA y de todas las secciones civiles y penales de la Audiencia, abogados del Estado, muchos jueces de instrucción y de lo penal, Letrados de la Administración de Justicia  y veteranos abogados como Francisco Baena Bocanegra, Enrique Rojo Alonso de Caso y Miguel García Diéguez.

A petición del propio Arcadio Martínez fue una reunión de compañeros de trabajo, sin invitación a las autoridades ni discursos oficiales. María José Segarra hizo un retrato entrañable y humano de Arcadio Martínez y el homenajeado dijo que en todos sus años de ejercicio solo había intentado hacer bien su trabajo.

Martínez Henares llevaba 31 años trabajando en Sevilla, donde desde 2012 fue coordinador de Delitos Económicos en la Fiscalía. Entre 1995 y 2012 fue responsable de Medio Ambiente y entre 1988 y 1994 fiscal de Menores.

Como fiscal de Medio Ambiente se encargó de la instrucción de la causa penal por el vertido de Minas de Aznalcóllar en 1998, que terminó archivada a la vista de un contundente informe pericial que calificó la rotura de la balsa de residuos como totalmente imprevisible e imponderable.

Nacido en Cazorla (Jaén) y licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid, empezó a trabajar como fiscal de distrito en 1976 en Olot-Puigcerdá y en 1978 sacó las oposiciones de Primera Instancia e Instrucción. Trabajó entonces en San Sebastián y Málaga hasta que en 1988 se trasladó a Sevilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios