Hermandad del Valle El ex mayordomo del Valle, condenado por apropiarse de 134.000 euros

  • Abusó de la confianza depositada en él y se apoderó de parte de los donativos en efectivo

El ex mayordomo condenado abandona la Audiencia tras una de las sesiones del juicio

El ex mayordomo condenado abandona la Audiencia tras una de las sesiones del juicio / Juan Carlos Vázquez

La Audiencia de Sevilla ha condenado a dos años de cárcel a Antonio Manuel C.L., ex mayordomo de la Hermandad del Valle entre 2007 y 2015, acusado de apropiarse de 134.000 euros durante el tiempo en que fue responsable de la contabilidad.

La sentencia de la Sección Cuarta de la Audiencia, a la que tuvo acceso este periódico, le condena por un delito de apropiación indebida e incluye una multa de 8 meses con cuota de 6 euros (1.440 euros) y la obligación de devolver los 134.000 euros de los que se apropió más los intereses de demora. 

Según el tribunal, el acusado “aprovechando su cargo y prevaliéndose de la confianza depositada en él por los miembros de la Junta de Gobierno”, se apoderó de dinero en metálico procedente de donativos o sacando dinero de la cuenta de la hermandad con cheques al portador que lograba que le firmaba el hermano mayor fingiendo el pago por gastos generados que realmente no abonaba. 

“Abrumadora prueba de cargo”

Dice la sentencia que frente a la “abrumadora prueba de cargo”, el acusado no presentó argumento alguno de descargo y su propio perito reconoció un descuadre, del que culpó a la deficiente llevanza de cuentas.

Su alegación de que había sido “acosado” por varios miembros de la hermandad para reconocer el delito “no puede ser acogida” pues Antonio Manuel no propuso testigo alguno, ni siquiera por parte de sus propios familiares que declararon en el juicio, que corroborase que fue objeto de “persecución o acoso”.

El acusado ejerció como clavero (1999-2007) y mayordomo (2007-2015). Cuando empezó a ejercer estas últimas funciones, dos hermanos ya fallecidos le ayudaban pero se limitaban a plasmar en un programa Excel los datos que él les proporcionaba. Según la sentencia, “era imposible el control del dinero que recibía  en efectivo y que debía ingresar en la caja de la hermandad”. Parte de esas cantidades fueron ingresadas por el mayordomo en sus cuentas personales entre febrero de 2006 y mayo de 2011.

Tras el nombramiento en junio de 2011 de Lucas Maireles como hermano mayor, el control de la cuenta bancaria que gestionaba el acusado “fue casi inexistente por parte del resto de la Junta de Gobierno”, que “confiaba plenamente” en su gestión.

En ese periodo, el acusado expedía cheques que cobraba por ventanilla y cuyo importe en buena medida hacía suyo, si bien algunas cantidades sí que se destinaron al gastos reales.

Dijo que dejaba 26.939 euros en la cuenta pero solo había 16

El mayordomo copiaba en una hoja Excel los movimientos bancarios “modificados a antojo”, que eran los que aprobaban los sucesivos cabildos generales, añade la sentencia, que relata que cuando terminaron sus dos mandatos máximos, en junio de 2015, manifestó a su sustituto que dejaba 26.939 euros en la cuenta pese a que solo había 16.

Entonces reconoció ante el hermano mayor una distracción de 77.152,07 euros y en diciembre de 2015 firmo dos pagarés de 67.000 euros cada uno, que resultaron impagados. Asimismo envió por WhatsApp al hermano mayor la fotografía de una transferencia aparentemente hecha por su hermana por importe de 70.000 euros, que nunca existió. En febrero de 2016 firmó otro reconocimiento de deuda de 56.847,93 euros. 

Pese a que durante la fase de instrucción se barajaron diferentes cantidades apropiadas, la Audiencia da por cierta la de 134.000 euros, resultante de sumar estos 56.847,93 y los 77.152,07 ya reconocidos y ambas cantidades de mutuo acuerdo. Pero precisa que el montante “pudo ser mayor visto el contenido de los informes de los peritos”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios