Prisión permanente revisable

Diez condenas de 17 posibles

  • Dos sevillanos cumplen ya una condena de prisión permanente revisable por sendos crímenes cometidos en las localidades de Pilas y Vitoria

El acusado de intentar violar y matar a una mujer en Pilas ante el tribunal El acusado de intentar violar y matar a una mujer en Pilas ante el tribunal

El acusado de intentar violar y matar a una mujer en Pilas ante el tribunal / Belén Vargas

A la espera de la sentencia de la Audiencia de Almería que debe decidir si impone la condena a prisión permanente a Ana Julia Quezada, la asesina del pequeño Gabriel Cruz, que podría ser la primera mujer en ser condenada a esta pena, los tribunales españoles ya han dictado diez condenas de cadena perpetua de las 17 posibles, lo que supone que esta máxima pena se ha aplicado ya en casi el 60% de los casos en los que ha sido reclamada. Desde su introducción en el Código Penal tras la reforma de 2015, la pena de prisión permanente revisable ha sido empleada por los tribunales españoles en diez de los diecisiete casos en los que había sido solicitada por alguna de las partes. Es decir, en el 58,8% de las sentencias dictadas.

De esas diez sentencias, según los datos recogidos por el Servicio de Estadística del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) hasta el 31 de julio de 2019, una se dictó en el año 2017; cuatro en 2018 y las cinco restantes en los primeros meses del año en curso.

La Audiencia de Sevilla dictó en abril pasado la primera cadena perpetua en Sevilla, en la que fue condenado Enrique Romay Reina, el hombre que asesinó e intentó violar a una mujer en marzo del año 2017 en la localidad de Pilas. Con anterioridad, la Audiencia había rechazado imponer la pena de prisión permanente revisable en el caso del violador del Parque de María Luisa.

En julio de este año, el Tribunal Supremo confirmó la pena de prisión permanente al músico sevillano Daniel Montaño por asesinato de una bebé de 17 meses en Vitoria, arrojándola por la ventana de una vivienda en la madrugada del 25 de enero de 2016, después de haber intentado matar a la madre.

El próximo año está previsto que la Audiencia de Sevilla enjuicie a Ricardo García Hernández, el Pollino, y otros acusado por el triple crimen de Dos Hermanas, en el que murieron el turco Yilmaz Giraz, su pareja Sandra Capitán y la hija de ésta última, de sólo 6 años, hechos por los que se enfrentan a tres cadenas perpetuas.

Los condenados a la pena de prisión permanente revisable en las diez sentencias analizadas son 10 hombres; de las 16 víctimas asesinadas en total, 10 eran mujeres (62,5 por ciento), cinco de ellas niñas; y 6 eran varones, entre ellos dos niños. El número de menores asesinados (7) representa el 43,8 por ciento del total.

En todos los casos en los que hasta ahora se ha impuesto esta pena, el tribunal apreció la existencia de alevosía en la comisión del delito y aplicó la agravante de parentesco entre la víctima y el condenado. En dos casos hubo agravante de género y en cinco, la condena incluyó al menos otro delito (en cuatro de esos cinco casos el otro delito era agresión o abuso sexual).

Quezada durante su declaración. Quezada durante su declaración.

Quezada durante su declaración. / EFE

El tiempo medio de respuesta de los tribunales (los días transcurridos desde que ocurrieron los hechos hasta que se dictó la resolución por el tribunal del jurado) fue de 745 días en la sentencia de 2017; de 780 días en las de 2018 y de 844, en las de 2019. En esos procedimientos intervinieron órganos judiciales situados en las provincias de A Coruña, Almería, Barcelona, Guadalajara, Pontevedra, Santa Cruz de Tenerife, Sevilla, Toledo, Valladolid y Vitoria.

Además de esas 10 resoluciones, se dictaron otras siete sentencias en las que la pena de prisión permanente revisable fue solicitada por alguna de las partes pero no se impuso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios