Movilidad | Accidentes

El riesgo de ir en moto en Sevilla: más heridos graves y muertes

  • Las motos son el único modo de transporte en Sevilla capital que mantiene las peores cifras de hospitalizados y fallecidos, a pesar de que se ha reducido la siniestralidad

Un motorista en las calles de Sevilla, esta semana. Un motorista en las calles de Sevilla, esta semana.

Un motorista en las calles de Sevilla, esta semana. / Juan Carlos Vázquez

Hay que felicitar al Ayuntamiento de Sevilla porque ha logrado reducir en los últimos años su cifra de accidentes de tráfico en las vías urbanas gracias a medidas eficaces que han mejorado la seguridad vial de las calles. Las estadísticas reflejan que hay un millar de víctimas menos que en 2016, esto es, de heridos hospitalizados (graves), heridos no hospitalizados (leves) y fallecidos.

En 2018 las víctimas de motos supusieron más de la mitad del total de hospitalizados

Lo que no aún no se ha conseguido es que las motos dejen de ser el modo de transporte con el peor balance de heridos graves y de fallecidos. Este hecho no lo divulga el gobierno municipal sevillano, a pesar de que el problema no es exclusivo de Sevilla; a nivel nacional también sucede en vías urbanas e interurbanas.

La realidad es que los usuarios de ciclomotores y motocicletas son “el colectivo más vulnerable en la siniestralidad urbana”, si tenemos en cuenta los heridos que requieren hospitalización y los fallecidos. Solo en el año 2018 en Sevilla las víctimas de ciclomotores y motos supusieron en la capital andaluza más de la mitad (58%) del total de hospitalizados por accidentes de tráfico y el 70% de todos los fallecidos en accidente de tráfico. El exceso de velocidad casi siempre es la causa de estos accidentes.

Accidentes en las calles de Sevilla y su evolución Accidentes en las calles de Sevilla y su evolución

Accidentes en las calles de Sevilla y su evolución / Departamento de Infografía

Los datos pueden verse en la infografía adjunta y corresponden a las estadísticas que el Ayuntamiento de Sevilla envía periódicamente a la Dirección General de Tráfico (DGT) desde 2016 con el detalle del número de fallecidos, heridos leves o graves en las vías urbanas, por tipo de vehículo, en bicicleta o peatón.

A nivel nacional, los motoristas muertos en vías urbanas rondan los 100 al año, mientras en vías interurbanas la cifra supera los 200 fallecidos al año.

El informe de la siniestralidad de Sevilla capital, incluido en el diagnóstico del Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) de Sevilla, da cuenta de que “este medio de transporte (motos/ciclomotores) es el único que no presenta descenso en el número de fallecidos, ni en el número de heridos hospitalizados”.

El Ayuntamiento lleva años aplicando medidas que favorezcan la seguridad vial

Por contra, en el resto de medios (turismos, peatones y bicis) ha descendido tanto el número de accidentes con víctimas, como el de fallecidos y heridos hospitalizados. Según los redactores del diagnóstico del PMUS, este hecho pone de manifiesto la eficacia de las medidas que se han ido implantando en los últimos años en materia de seguridad vial.

En el informe se explica también que cuanto menor es el tamaño de un municipio peor es su letalidad, es decir, la relación entre víctimas y fallecidos en accidente. Y que la letalidad de la ciudad de Sevilla se sitúa por debajo de la media nacional.

Peatones, el segundo grupo más vulnerable 

Después de los motoristas, los peatones se colocan como el segundo grupo más vulnerable en accidentes graves que requieren hospitalización (20) y fallecidos (2) en Sevilla de un total de 296 víctimas peatones involucrados en accidentes en 2018. Con todo, la siniestralidad está por debajo de la media nacional.

Para rebajar la accidentalidad en la ciudad, el Ayuntamiento sevillano lleva años aplicando medidas que favorecen la seguridad en los siguientes aspectos:

  • mejorar la señalización, la visibilidad y el pavimento en las calles y avenidas con más tráfico
  • habilitar reservas de paradas “solo motos” en semáforos.

El área de Movilidad (ahora integrada en Gobernación) la dirigen el edil Juan Carlos Cabrera y el ingeniero de caminos José Santiago Lorenzo.

Para que se modere la velocidad el Ayuntamiento ha ideado varias soluciones con buen resultado:

  • sincronizar semáforos de grandes avenidas (Torneo, avenida de la Paz, Tamarguillo, Palmera, y ronda histórica) de forma que los vehículos reducen la velocidad al observar que por encima de 50 Km/h se encuentran los semáforos en rojo. 
  • y pacificar el tráfico en las calles del centro de la ciudad con velocidades máximas a 20 y 30 kilómetros por hora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios