La Catenaria

Cómo rebajar la dependencia ciudadana del coche

  • El Foro Internacional de Transporte (ITF) apuesta por fomentar el transporte público y los desplazamientos a pie, en bicicleta y en patinete eléctrico para reducir los costes ambientales y sociales asociados al coche

Un atasco un día cualquiera en Sevilla capital. Un atasco un día cualquiera en Sevilla capital.

Un atasco un día cualquiera en Sevilla capital. / Juan Carlos Muñoz

El Foro Internacional de Transporte (ITF), organización intergubernamental con 62 países miembros integrada en la OCDE si bien trabaja de forma autónoma, expone en su último informe de febrero cómo reducir la dependencia del coche estrategias para fomentar la movilidad sostenible (transporte público, ir a pie, ir en bicicleta y en patinete eléctrico) y contener así los importantes costes ambientales y sociales asociados al uso del coche privado.

"Una reasignación del espacio para el tráfico motorizado y ampliar el espacio urbano en general es clave para lograr una modalidad más sostenible y para mejorar el entorno urbano"

El organismo llama la atención sobre el hecho de que la gestión de las administraciones políticas a menudo pone el acento en lograr la igualdad de acceso al uso del automóvil como forma de satisfacer las necesidades de transporte, aun cuando eso implica no tener en cuenta a los hogares de bajos ingresos, que suelen vivir en las zonas más alejadas, carecen de opciones alternativas de transporte, y están obligados a depender de vehículos privados, con lo que una alta proporción de sus ingresos se va en el gasto del coche.
El Foro apuesta por reformular el "derecho a utilizar un coche" con un enfoque muy distinto: que se garantice "el derecho a llevar a cabo actividades diarias sin necesidad de coche". Y señala que la cuestión política es cómo garantizar un nivel adecuado de accesibilidad sin automóviles con opciones de viaje que incluyan transporte público, ir a pie, en bicicleta y en patinetes (micromovilidad).

"El objetivo no es suprimir el viaje en coche, sino canalizarlo a ubicaciones y usos donde su valor para el individuo excede claramente los costos que impone a la sociedad"

"El objetivo no es suprimir el viaje en coche, sino canalizarlo a ubicaciones y usos donde su valor para el individuo excede claramente los costos que impone a la sociedad (incluidos otros usuarios de automóviles). Hay que reconocer que para viajar entre áreas periféricas es probable que el automóvil sea insustituible en muchas rutas. Una reasignación del espacio para el tráfico motorizado y ampliar el espacio urbano en general es clave para lograr una modalidad más sostenible y para mejorar el entorno urbano", señala. 
Uno de los problemas es el espacio que consumen en las ciudades. "Los coches, las carreteras y los aparcamientos consumen gran parte del espacio ya escaso en las ciudades que podría utilizarse para otros fines que serían más beneficiosos para el bienestar económico general. En muchas ciudades existe un desajuste entre la cantidad de espacio otorgada a cada modo de transporte y la proporción de pasajeros realmente transportados, dándose una injusta ventaja a los viajes en automóvil".

El Foro Internacional de Transporte lamenta que el estacionamiento consuma grandes extensiones de terreno, que a menudo no se ofrece en función de la demanda y se gestiona de forma ineficaz

El foro declara que “la llegada de la micromovilidad compartida ha contribuido a una necesidad creciente de redistribuir el espacio urbano”. Además, la organización subraya que “el incremento del espacio dedicado a carriles bici por el que puedan circular patinetes eléctricos, bicicletas eléctricas y otros vehículos similares contribuirá a que el desplazamiento en estos medios de transporte sea visto de una forma mucho más atractiva que otras alternativas como el coche”.
Por lo que respecta al aparcamiento, el Foro Internacional de Transporte lamenta que el estacionamiento consuma grandes extensiones de terreno, que a menudo no se ofrece en función de la demanda y se gestiona de forma ineficaz. "Regulaciones obsoletas que exigen la cantidad de espacios de estacionamiento que deben incluirse en un desarrollo han fomentado un exceso de oferta general tanto en la calle como fuera de la calle constituyendo un poderoso subsidio para los coches y los viajes en automóvil. La mayor parte del estacionamiento fuera de la vía pública es gratuito, lo que también es una preocupación por la equidad porque todos pagan por ello, pero solo aquellos que pueden permitirse conducir se benefician de
eso", critica.
El Foro aconseja llevar a cabo políticas de aparcamiento que regulen el uso del automóvil así como tener en cuenta la congestión y las emisiones con una política fiscal.
"Los instrumentos de política fiscal que incluyan impuestos a los vehículos, precios por estacionamiento y tasas por congestión de la circulación son herramientas efectivas para gestionar el tráfico y maximizar la eficiencia de los sistemas de transporte urbano. Las medidas fiscales influyen en todas las decisiones, desde la propiedad de un vehículo hasta la elección del itinerario y el momento del viaje", explica.
Y concluye que los sistemas de gestión de la movilidad urbana más eficaces aplican estas herramientas fiscales junto con la distribución de espacio para el tráfico rodado, los instrumentos de ordenación territorial y la ordenación territorial.

La compañía VOI reclama carriles exclusivos para patinetes

La compañía de patinetes VOI, que ha ganado el concurso de patinetes en Sevilla junto con la UTE Reby Rides-Maratunes Gestion, ha señalado que respalda las recomendaciones del Foro Internacional de Transporte que apuestan por redistribuir el espacio de las ciudades.

VOI aboga por construir carriles dedicados en exclusiva a vehículos ligeros como los patinetes eléctricos u otros vehículos de micromovilidad para ganar en seguridad. “Hay que hacer de las ciudades lugares más habitables para sus ciudadanos, destinar más espacio a alternativas respetuosas con el medio ambiente y menos al coche privado. En definitiva, fomentar un modelo multimodal que nos permita desplazarnos de forma más segura, sostenible y saludable para todos”, destaca Charlotte Serres, directora general de VOI para España y Francia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios