Ronda SE-30 de Sevilla

Los cimientos del puente del Centenario se refuerzan con la obra que acaba de licitarse

  • Bajo las pilas principales que sostienen los 88 tirantes se inyectará el terreno para garantizar la seguridad futura de este paso elevado, dado que se ampliará y soportará más carga

Tráfico de camiones en el Puente del Centenario de Sevilla en el tramo atirantado, este viernes.

La obra de ampliación del puente del Centenario de Sevilla con 106 millones de euros que se adjudicará en los próximos meses y debe comenzar en 2021 no sólo servirá para ganar un carril de circulación gracias al cambio y desplazamiento lateral de sus 88 tirantes y al ensanchamiento de su estructura (tablero y pilas centrales).

La sustitución de los tirantes y la ampliación del tablero (del puente) produciría un aumento de la carga vertical en la base del apoyo de la estructura, dice el proyecto licitado

Otro beneficio esencial de esta obra es que los cimientos de este gran paso elevado sobre el río también van a reforzarse en sus pilas centrales con intensas inyecciones en el terreno, con el objetivo de aumentar la seguridad de la estructura.

Así lo ha confirmado a este periódico el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana que dirige José Luis Ábalos y así consta en el proyecto constructivo que acaba de sacarse a licitación.

En el anejo del proyecto que explica los detalles de la cimentación se deja claro el motivo de este refuerzo. “La sustitución de los tirantes y la ampliación del tablero (del puente) produciría un incremento en la carga vertical en la base del apoyo” de la estructura, detalla el documento. Esa base donde se sustentan los tirantes corresponde a las pilas centrales 14 y 15, los llamados “pilonos”, y es aquí donde se concentrará la mayor parte del refuerzo de cimentación. Además, se actuará en las pilas 13 y 16 llamadas “pilas de retenida”.

Pulse para ampliar. Refuerzo de pilares del Puente del Centenario. Fuente: Ministerio de Transportes. Pulse para ampliar. Refuerzo de pilares del Puente del Centenario. Fuente: Ministerio de Transportes.

Pulse para ampliar. Refuerzo de pilares del Puente del Centenario. Fuente: Ministerio de Transportes. / Dpto. de Infografía

Desde el Ministerio de Transporte se precisa que “se refuerza la cimentación de las pilas principales en las que se apoya el sistema de atirantado” y que “se tocan 4 cimentaciones”.

Actuación en las pilas centrales

Las inyecciones de lechada en el terreno se ejecutarán en varias fases de la obra a medida que se va ampliando la estructura del puente. En primer lugar, hay que inyectar el terreno en la zona de los pilonos o pilas centrales con forma de pórtico que sostienen los tirantes dado que estos van a ampliarse con estructuras adosadas. Estas inyecciones se ejecutarán antes de la “ampliación de los pilonos actuales” (pilas 14 y 15).

La perforación e inyección del suelo puede generar polvo y reducir la visibilidad en el entorno

Los pilonos (pilas 14 y 15) están hechos de hormigón y acero y tienen forma de “A” rectangular. Se componen de dos fustes verticales y dos dinteles horizontales de arriostramiento situados sobre un nivel intermedio y en coronación respectivamente.

La altura de los pilonos es de unos 104,5 metros desde la coronación de la cimentación. Los fustes verticales son de sección hueca, de 4,00 x 6,00 metros de geometría exterior, hasta alcanzar la zona de los anclajes activos de los tirantes en donde la sección se maciza. Los dinteles son igualmente de sección hueca, de 4,50 metros de ancho y canto variable. La cimentación de los pilonos es profunda a base de un encepado dotado de unas pantallas de sección rectangular que hacen las veces de pilotes.

Una vez que el terreno se ha tratado y mejorado con las citadas inyecciones (ver infografía adjunta), el segundo paso es ejecutar una nueva zapata sobre la cimentación existente; tercero, se acometen actuaciones para reforzar la durabilidad del pilono existente; cuarto, se amplían lateralmente los fustes de los pilones; y quinto, se montan grúas torre.

La fase siguiente es la ampliación de pilas de retenida (pilas 13 y 16). Para esta fase se acometen en primer lugar nuevos tratamientos de mejora del terreno con inyecciones. En la pila 13 el tratamiento se ejecutaría entre las cotas de suelo -8,80 metros y -17,40 metros y en la pila 16 entre las cotas -10,3 metros y -15,2 metros.

En segundo lugar, se ejecuta una viga centradora. Tercero, se acometen actuaciones para reforzar la durabilidad de las pilas de retenida y extremas. Cuarto, se amplían lateralmente esas pilas en su cara exterior.

Cómo se hará el refuerzo de la cimentación 

La obra de refuerzo de la cimentación del puente persigue mejorar el comportamiento resistente del terreno de cimentación bajo los pilonos (pilas centrales 14 y 15). Se actuará en el sustrato de gravas y de margas.

En la pila 14 el tratamiento se realizaría entre las cotas de terreno -8,70 metros y -17,50 metros; mientras que en la pila 15, las inyecciones se llevarían a cabo entre las cotas de suelo -8,20 metros y -15,50 metros, según se detalla en los apartados de cimentación y estructuras del proyecto.

Para reforzar una de las pilas centrales se requiere la ocupación del vial actual que permite el acceso a las instalaciones de la empresa de Frigoríficos del Guadalquivir

El plan es realizar “inyecciones en la zona del estrato de grava, con el objetivo de conseguir una recompresión del terreno en la zona de cimentación, incrementando con ello su resistencia y creando una cimentación conjunta monolítica”.

A su vez se realizarán inyecciones hasta superar la zona de alteración de la capa de margas que subyace bajo el estrato de gravas, aumentando la rigidez del terreno, con la consiguiente disminución de los asientos de este.

Para llevar a cabo los trabajos de perforación e inyección del terreno se requiere montar una plataforma de trabajo horizontal desde la que pueda operar sin dificultades la maquinaria específica para este fin.

En el caso de la pila 15, el trabajo de inyección requiere la ocupación del vial actual que permite el acceso a las instalaciones de la empresa de Frigoríficos del Guadalquivir, de forma que para garantizar el acceso a estas instalaciones se ha de ejecutar un camino alternativo, desviando el tráfico por este desvío en función de las necesidades de la obra.

En el caso de la pila 14 también está prevista la ejecución de una península provisional.

Polvo en suspensión

Se ha estimado una distancia mínima de ocupación para realizar los trabajos de tratamiento del terreno de 10 metros respecto al borde del encepado existente.

Los trabajos de mejora del terreno de cimentación de los pilonos no suponen ningún riesgo para la seguridad del tráfico de la SE-30.

El principal riesgo durante la ejecución de esta actividad se corresponde con cierta reducción de la visibilidad en las inmediaciones de la zona de trabajos debido al polvo generado durante los trabajos de perforación e inyección, lo cual podría afectar al tráfico del ramal de acceso a las instalaciones de Frigoríficos del Guadalquivir.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios