Monkey Week

Un incierto desconcierto sobre el futuro de la industria musical

  • Los debates del Monkey dibujan un futuro sin contornos para el sector

Comentarios 0

Los debates que se han venido desarrollando en el Muñoz Seca no aclaran hacia dónde va lo que en su día fue un esplendoroso sector económico y ahora ya no sabe lo que es. El pequeño rifirrafe en la mesa que analizaba los derechos de autor de la música en directo lo ejemplificó. Allí se sentó una representante de las salas de conciertos y otro de la Sociedad General de Autores. En principio, uno podría pensar que todos están en el mismo barco: los autores junto a los que representan a los lugares en los que los autores muestran sus creaciones. El enfrentamiento fue evidente y los unos y los otros parecían reñir por migajas. Más allá de los argumentos de ambos, muy respetables, se respiraba desesperación.

En otro debate celebrado ayer en el que se proponía diseccionar la música underground, Manuel Moreno, de Gramaciones Grabofónicas, una empresa como tantas ahí en este mundillo, pintó una pirámide en la que en su cúspide estaba el mainstream, el éxito, donde había muy pocos que ganaban mucho. Abajo, estaba el indie, donde había más, pero las ganancias eran exiguas. Y, abajo, el underground, un submundo cuya capacidad para generar ingresos es prácticamente nula, pero que está atestada de propuestas. En ese sótano se mueve una gran parte de los grupos que han asistido al Monkey, algunos de ellos muy buenos, que no tienen capacidad para saltar a las capas superiores. Esto no es nada extraño, es algo que sucede en cualquier aspecto de nuestra sociedad. No vale necesariamente el talento, aunque ayuda, sino otras artes y actitudes, la mayoría de ellas nada loables. Es decir, no estaban contando nada nuevo, nada que no supiéramos aunque no sepamos nada de la industria musical.

Por eso los debates han servido a los que somos ajenos al sector para darnos cuenta de que la industria musical vive en una burbuja que se cree única y exclusiva. Lo dijo Miqui Puig, el que fue cantante de los Sencillos: "Desgraciadamente, la escena musical española no se diferencia demasiado de la escena política española".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios