ANIVERSARIO

El Opel Ampera celebra su décimo cumpleaños

  • Un coche eléctrico revolucionario de autonomía extendida del que vendió 10.000 unidades

El Opel Ampera tuvo una excelente acogida en todos los ámbitos. El Opel Ampera tuvo una excelente acogida en todos los ámbitos.

El Opel Ampera tuvo una excelente acogida en todos los ámbitos. / Opel

La firma automovilística Opel celebra en 2021 el décimo aniversario del lanzamiento del Ampera, su primer modelo eléctrico de autonomía extendida del cual vendió más de 10.000 unidades desde 2011 hasta 2015, convirtiéndose en 'Coche del Año en Europa 2012'.

Tal como ha informado la marca, Opel hizo su primera contribución al aumento de la cuota de vehículos eléctricos hace diez años, con la llegada del Ampera, el primer coche eléctrico con autonomía extendida de una marca europea, que alcanzaba los 80 kilómetros en modo 'cero emisiones'.

"El revolucionario, elegante y práctico Ampera fue el primer vehículo eléctrico de Europa que permitía movilidad en cualquier lugar y en cualquier momento. Cuando inició su comercialización a finales de 2011, el Ampera vino a crear un segmento de vehículos completamente nuevo en el mercado europeo", ha reivindicado Opel.

Un coche 'revolucionario'

Antes de que saliese a la venta, más de 5.000 personas ya se habían declarado potenciales clientes del modelo y en 2012 se convirtió en el coche eléctrico más vendido en Europa, con 6.631 unidades, con una cuota de casi el 21% entre los turismos eléctricos. Su principal mercado fue Holanda, seguido de Alemania y de Reino Unido. Al final de la producción en 2015, las matriculaciones del Ampera superaron las 10.000 unidades.

El Opel Ampera, un adelantado a su tiempo El Opel Ampera, un adelantado a su tiempo

El Opel Ampera, un adelantado a su tiempo / Opel

El sistema de propulsión eléctrico, emplazado bajo el capó junto al motor de gasolina, consta de un motor eléctrico para la tracción, un motor/generador eléctrico y unos engranajes planetarios que mejoran la eficiencia del conjunto al reducir la velocidad de rotación combinada de los motores eléctricos. A diferencia de un motor y transmisión convencionales, no cuenta con relaciones fijas.

Este se alimentaba de una batería de 16 kWh brutos, 10 kWh útiles, que le permitían lograr una autonomía real de entre 40 y 70 kilómetros con cada carga. Una batería refrigerada por líquido, formada por celdas de LG, y que contaba con una enorme resistencia a la degradación no solo por estos dos aspectos sino también por el gran margen de protección que le puso General Motors.

Con una mecánica de 150 caballos de potencia, su autonomía 100% eléctrica se situaba entre los 40 y los 80 kilómetros, dependiendo del terreno, el estilo de conducción y la temperatura. De acuerdo a la normativa vigente en la época, su consumo medio era de 1,2 litros de combustible por cada 100 kilómetros, con unas emisiones medias de 27 gramos de dióxido de carbono (CO2) cada kilómetro recorrido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios