Mundo

Acusaciones de plagio arrinconan a la estrella del equipo de Merkel

  • El ministro de Defensa alemán, Karl Theodor zu Guttenberg, podría haber copiado a más de una decena de autores, sin citarlos, para elaborar su tesis doctoral.

Comentarios 6

El ministro de Defensa alemán, Karl Theodor zu Guttenberg, figura destacada del equipo de gobierno de la canciller, Angela Merkel, se encuentra sometido a una creciente presión por las acusaciones de haber cometido plagio en su tesis doctoral.

Guttenberg rechazó las acusaciones de plagio y las llamadas para que dimita, después de reunirse con Merkel en la cancillería tras regresar de Afganistán, lo que le impidió a asistir a un acto electoral en el estado federado de Sajonia Anhalt donde sus correligionarios se quedaron esperándole. "Mi disertación no es un plagio y rechazo esa acusación tajantemente", afirmó en una declaración pública el titular alemán de Defensa, quien negó toda intencionalidad de falsificación al redactar ese trabajo, que le valió una calificación de suma cum laude, aunque reconoció que su texto contiene errores y omisiones de citas de pie de página.

Desde la oposición, Los Verdes fueron los primeros en reaccionar, con una declaración del jefe del grupo parlamentario, Jürgen Trittin, que aseguró que Guttenberg había faltado al respeto a la opinión publica "con una falta de estilo y de decencia casi sin precedentes". Guttenberg intentó dar por cerrada temporalmente la polémica con su declaración, a la espera de que la Universidad de Bayreuth, en la que se doctoró, examine el caso y decida si existió o no plagio a la hora de redactar su tesis. Al rechazar la acusación de plagio, Guttenberg aceptó sin embargo la existencia de "errores" y pidió disculpas a los autores que puedan haberse sentido plagiados por posibles fallos en las notas de pie de página y en las citas. "En adelante, sólo mantendré comunicación sobre este caso con la Universidad de Bayreuth. La gente espera que cumpla con mi deber como ministro de Defensa", dijo Guttenberg, un político miembro de la nobleza y al que algunos medios alemanes llaman "el Barón de Corta y Pega" o "Googleberg".

Entre tanto, la Universidad de Bayreuth anunció que se han presentado ya sendas denuncias legales contra Guttenberg por atentar contra la ley de propiedad intelectual y por realizar un juramento en falso, señaló un portavoz del centro académico. En Alemania, la presentación de una tesis doctoral está acompañada de una declaración de honor en la que hay que asegurar, bajo juramento, que el trabajo ha sido realizado por quien lo firma y que todas las fuentes utilizadas están debidamente citadas. "La opinión pública tiene derecho a saber cuánto vale una declaración de honor del ministro de Defensa", dijo Trittin, que considera que Guttenberg tendría que comparecer ante el Parlamento para afrontar las acusaciones de plagio.

El número de autores probablemente plagiados por Guttenberg en su tesis doctoral ha aumentado entre tanto a 15, según subrayan medios alemanes. La tesis doctoral del titular de Defensa se ha convertido ya en objetivo prioritario de los caza-plagios en internet, que han ido sacando a la luz un número cada vez mayor de citas que aparecen en el trabajo de Guttenberg, sin que se especifique en pie de página que pertenecen a conocidos autores.

Guttenberg ha anunciado que prescindirá del título de doctor durante el tiempo que duré la investigación de la Universidad de Bayreuth, que se espera que tarde al menos dos semanas, que es el plazo que tiene el ministro para tomar posición ante las acusaciones. Sin embargo, esa renuncia temporal al título de doctor, según diversos expertos, no es jurídicamente posible.

El gran capital político de Guttenberg hasta ahora era, por una parte, su credibilidad y por otra su excelente relación con los medios. Lo primero ha sido puesto en peligro por las acusaciones de plagio y lo segundo puede haber sufrido un duro golpe, con la decisión de citar al ministerio sólo a periodistas escogidos para leer su declaración. El abandono de la sala de prensa de parte de todos los periodistas como forma de protesta en la comparecencia habitual de los portavoces ministeriales es algo que no había ocurrido nunca en la historia de la Bundespressekonferenz, la conferencia federal de prensa.

Es la primera vez que Guttenberg, de 39 años, se ve forzado a admitir un error en una fulgurante carrera que lo ha convertido en el  político más popular de Alemania y principal candidato a suceder a Angela Merkel en la cancillería. El ministro de la CSU, socio bávaro de la Unión Cristiano  Demócrata (CDU) de Merkel, superó ya varios contratiempos en el cargo admitiendo errores y haciendo pagar a otros sus consecuencias. Pero esta vez es él quien está en el centro de la crisis. 

Y la dimensión del escándalo sigue en aumento: la web GuttenPlag Wiki, creada especialmente después de que el posible plagio saltara a  la luz el miércoles, reúne ya más de 80 fragmentos de la tesis  doctoral de Guttenberg en los que el ministro cita a expertos,  artículos de diarios y discursos de otros políticos, sin mencionar las fuentes ni entrecomillarlos. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios