crisis migratoria

Polonia frustra nuevos intentos de asalto a la frontera con Bielorrusia

  • Cientos de migrantes ya intentaron cruzar la frontera, defendida por casi 20.000 efectivos, durante la pasada noche

Polonia baraja cerrar por completo la frontera con Bielorrusia. / E. P.

La Guardia Fronteriza polaca informó este miércoles de tres intentos de cruzar ilegalmente la frontera polaca desde Bielorrusia y de la detención de "decenas" de personas que lograron infiltrarse durante la noche del martes.

Según un comunicado hecho público por el cuerpo de vigilancia fronterizo, "tres grandes grupos", compuestos por "entre varias decenas y 200" personas, intentaron penetrar ilegalmente en territorio polaco en varios puntos de la provincia de Podlaquia (este): Krynki, Bialowieza y Dubicze Cerkiewne.

La oficial portavoz del cuerpo de seguridad en esa región, Katarzyna Zdanowicz, afirmó que "todos estos intentos fueron frustrados, y todas estas personas fueron reconducidas de regreso a Bielorrusia".

En un comunicado anterior, la Guardia Fronteriza informó de que "varias decenas", que formaban parte de "un grupo de unas 60" y que consiguió pasar la frontera la madrugada del martes, fueron arrestados cuando ya se encontraban en territorio polaco.

Según estimaciones de las autoridades polacas, unas 800 personas permanecen acampadas en las inmediaciones de la frontera polaco-bielorrusa, aunque según Zdanowicz su número "podría estar disminuyendo".

En los últimos días se han sucedido intentos de asaltos ilegales masivos por parte de migrantes instalados en territorio bielorruso junto a la frontera polaca, a veces de manera violenta.

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, visita Varsovia este miércoles para entrevistarse con el primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, asesorarse en la situación y expresar el apoyo de la UE a Polonia en lo que califican como "guerra híbrida".

Intentos durante la pasada noche

El ministro polaco de Defensa, Mariusz Blaszczak, ya anunció a primera hora de este miércoles que durante la noche pasada se registraron "cientos" de intentos de cruzar ilegalmente la frontera polaca y afirmó que "todos los que consiguieron pasar fueron detenidos".

El Gobierno polaco está aumentando su ya numerosa presencia militar en la frontera con Bielorrusia y el ministro de Defensa confirmó que ya son casi 20.000 los efectivos desplegados.

Además, el coronel Marek Pietrzak, portavoz de las Fuerzas de Defensa Territorial polacas -un cuerpo paramilitar de reservistas y voluntarios-, aseguró este pasado martes que se ha movilizado a 8.000 miembros de esta unidad y que 1.000 de ellos llegarán a la frontera de forma inminente.

Desde el martes por la mañana está prohibido cualquier tipo de acceso por parte de civiles a la zona de Kuznica, donde se ha detectado un gran número de campamentos de migrantes, entre los cuales hay muchas mujeres y niños.

Tanto Polonia como Letonia y Lituania, que afrontan una oleada de migración ilegal desde Bielorrusia en los últimos meses, culpan al régimen de Aleksandr Lukashenko de trasladar a ciudadanos de Iraq, Afganistán, Siria y otros países a sus respectivas fronteras para desestabilizar a la UE.

El Gobierno polaco califica de "guerra híbrida" la situación y Morawiecki subrayó que "sellar la frontera" está "en el interés nacional" de Polonia", pero "también la estabilidad y la seguridad de toda la Unión Europea (UE) están amenazadas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios