Mundo

El Congreso de Florida aprueba la ley que contempla armar a los profesores

  • La norma, en respuesta a la movilización por la última matanza, eleva la edad para comprar rifles y destina 400 millones para tratar enfermedades mentales

  • Sólo falta la firma del gobernador

El senador republicano por Florida Marco Rubio, en un debate sobre armas el miércoles en el Capitolio. El senador republicano por Florida Marco Rubio, en un debate sobre armas el miércoles en el Capitolio.

El senador republicano por Florida Marco Rubio, en un debate sobre armas el miércoles en el Capitolio. / jim lo scalzo / efe

Las familias de las 17 víctimas mortales que dejó hace tres semanas una masacre en Florida y los supervivientes de la misma celebraron el miércoles la aprobación de una nueva ley en el Estado que regula el uso de armas e insistieron en que "esta vez las cosas tienen que ser diferentes".

Veintiún días después de la masacre en la escuela Marjory Stoneman Douglas de Parkland los avances en el control de armas en el Estado del sol han sido progresivos. Hechos similares ocurridos en el pasado como el tiroteo en La Vegas y en Orlando no generaron una movilización similar.

En tiempo récord, el Senado y la Cámara de Representantes aprobaron la ley que deberá ser sancionada por el gobernador, Rick Scott, a quien las familias pidieron "actuar rápido".

"Sabemos que el voto de hoy es el comienzo de un camino para prevenir futuros actos de violencia armada en escuelas. Aplaudimos a los miembros de la legislatura de Florida que valientemente votaron en contra de su propio interés político para hacer lo correcto por la seguridad de nuestras escuelas", escribieron en un comunicado.

Con 67 votos a favor y 50 en contra, la Cámara terminó de sancionar el texto que ya fue aceptado el pasado lunes por el Senado también con una votación reñida. La iniciativa pasó por ambas instancias rápidamente debido a que hoy terminarán las sesiones ordinarias en el Capitolio de Florida.

El texto, que incluye la posibilidad de armar a profesores y funcionarios de las escuelas, es el primero de su tipo que se ha discutido en décadas en la legislatura del Estado, que ha sido sede de dos de las más grandes masacres de los últimos tres años.

Asimismo, los congresistas aprobaron el aumento de 18 a 21 años en la edad mínima para comprar rifles de asalto, la revisión por tres días de antecedentes, el desembolso de 400 millones de dólares para el tratamiento de enfermedades mentales y la implementación de seguridad escolar.

Varios padres de víctimas mortales asistieron a la sesión de ayer en Tallahasse, la capital de Florida, y celebraron con aplausos la aprobación que para ellos marcará "un cambio en la historia del estado y del país".

La nueva ley, que debe recibir la firma de Scott, es el resultado de una serie de reacciones que han puesto en duda la efectividad de la Segunda Enmienda constitucional, que otorgó en 1791 a los estadounidenses el derecho a armarse.

Para el Gobierno federal no es todavía tiempo de implementar un cambio más drástico. El presidente Donald Trump ha insistido en la necesidad de frenar la violencia armada que ha dejado más de 300 muertos en medio siglo sólo en las masacres más graves pero con medidas que no incluyen la prohibición de las armas.

El mandatario apoya la idea de dotar con armas a personas calificadas en cada escuela "teniendo en cuenta que el 98% de las masacres ocurren en lugares libres de armas", además de revisar a fondo el estado mental y los antecedentes de los compradores de armas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios