Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Mundo

EEUU afirma que el espionaje se hace con el conocimiento de las empresas de internet

  • El Gobierno estadounidense añade que el programa 'Prism' sólo supervisa datos de ciudadanos extranjeros por mandato judicial. Políticos republicanos y demócratas exigen más "transparencia".

El director nacional de Inteligencia estadounidense, James Clapper, especificó en un comunicado que el espionaje de comunicaciones digitales se realiza con el "conocimiento" de las empresas de internet implicadas. El director de inteligencia, del que depende la Agencia Nacional de Inteligencia (NSA), quiso quitar hierro a las filtraciones de prensa sobre el programa Prism, que permite vigilar comunicaciones digitales de nueve grandes proveedores de internet en EEUU.

Clapper llamó a Prism un simple "sistema gubernamental interno de computación" destinado a supervisar datos que se pueden recopilar por mandato judicial. Según el documento de tres páginas, el Congreso ha sido informado de este programa en 13 ocasiones desde 2009. El comunicado niega que "el Gobierno estadounidense obtenga unilateralmente datos de servidores de proveedores estadounidenses de comunicaciones" y aseguró que esa información se obtiene tras consentimiento judicial y "con el conocimiento de los proveedores".

Cuando se conocieron los detalles del programas Prism, filtrados por The Guardian y Washington Post, las grandes empresas de internet como Google o Facebook negaron el conocimiento de dichas solicitudes de cooperación de las autoridades federales y la apertura a los ojos del Gobierno de sus servidores. Pese a que por primera vez, Clapper afirma que el programa Prism existe, reitera que la NSA limita sus actividades a los ciudadanos extranjeros y no espía dentro de territorio o a ciudadanos estadounidenses. El director nacional de Inteligencia dice que Prism  "no es una colección o explotación de datos no revelada", sino un sistema pensado para "facilitar" la vigilancia de datos en el extranjero tal y como autoriza el Congreso.

Los legisladores demócratas y republicanos pidieron este domingo más transparencia para que el público conozca las directrices que gobiernan los programas de ciberespionaje filtrados esta semana a la prensa. En entrevista con la CNN, el senador demócrata por Colorado Mark Udall dijo su principal preocupación es que "los estadounidenses no conocen hasta qué punto están siendo vigilados".

Por otro lado, el senador republicano Rand Paul, que suele salirse de la disciplina de su partido para criticar la excesiva intromisión del Gobierno, dijo al canal Fox News que baraja denunciar ante el Tribunal Supremo el programa de control telefónico, por la posibilidad de que invada la privacidad de estadounidenses y vulnere la Constitución. La cuarta enmienda de la Carta Magna estadounidense protege a los ciudadanos de investigaciones y aprehensiones arbitrarias o abusivas del Estado. Por su parte, el senador republicano John McCain defendió en CNN los programas de ciberespionje secretos, aunque concedió que los estadounidense "no saben muchas de las cosas que el Gobierno hace para luchar contra el terrorismo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios