Mundo

El Ejército de Sudán habla de una situación "complicada" en algunas áreas Jartum y Darfur

Éxodo hacia Egipto.

Éxodo hacia Egipto. / Efe

El Ejército sudanés, enfrentado desde hace 12 días con el grupo paramilitar Fuerzas de Apoyo Rápido (FAR) afirmó este jueves que controla la mayoría de las gobernaciones del país, aunque la situación sigue "complicada" en algunas áreas de Jartum y de Darfur (oeste), donde en este último "hubo un conflicto tribal".

"Nuestras fuerzas han tomado el control de la mayoría de las gobernaciones, pero la situación es un poco complicada en algunas partes de la capital, donde los rebeldes han movilizado la mayor parte de sus fuerzas derrotadas", dijo un comunicado del Ejército.

"En general, la situación militar dentro y fuera de Jartum es muy estable, a excepción de Darfur Oeste, que fue testigo de un conflicto tribal de las que se ocupan las autoridades locales", añadió.

La nota no dio a conocer detalles sobre los enfrentamientos en Darfur Oeste, fronteriza con Chad y una de las cinco áreas componen la región de Darfur, feudo de las FAR, y que vive una situación de seguridad inestable desde hace décadas debido a frecuentes conflictos tribales y étnicos.

Según la representante en Chad de Acnur, Laura Lo Castro, entre 10.000 y 20.000 refugiados de Sudán han llegado a Chad desde el inicio de los combates entre el Ejército las FAR que ha dejado a Sudán sufriendo uno de sus peores conflictos en los últimos años.

"Nuestras fuerzas son coherentes y cumplen su papel nacional en la derrota de la rebelión con firmeza y confianza en todas las direcciones y frentes", añadió el comunicado del Ejército.

La nota tampoco se refirió a los combates registrados en la mañana de este jueves en el norte de Sudán, en el tercer y último día de la tregua mediada por Estados Unidos, si bien acusó a las FAR de "bombardeos indiscriminados contra zonas del centro de Jartum, provocando la destrucción de algunos edificios e instalaciones".

Varios testigos dijeron a Efe que cazas del Ejército sobrevuelan desde primeras horas de la mañana el área de Jartum Bahari, y el suburbio de Kafouri, en las afueras de la capital, donde atacaron posiciones de las FAR, cuyos combatientes respondieron con un denso disparo de armas antiaéreas.

El grupo paramilitar acusó este jueves, por su parte, en un comunicado al Ejército de atacar "con cazas y artillería" sus concentraciones en Kafouri, "pese a la tregua humanitaria", anunciada en la medianoche del lunes, tras varios días de duros combates que han empeorado gravemente la situación humanitaria en el país africano.

Esos ataques llegan en medio de acusaciones mutuas del Ejército sudanés y las FAR de aprovechar la tregua para reforzar a sus tropas en Jartum y prepararse para una nueva ronda de combates.

Los combates estallaron el 15 de abril entre el Ejército de Sudán y las FAR y causaron hasta ahora la muerte de más de 512 civiles y más de 4.000 heridos.

Por otro lado, más de 16.000 personas de 50 países, entre ellos 14.000 sudaneses, han llegado a Egipto en los últimos días procedentes de Sudán.

El Ministerio de Exteriores egipcio dijo en un comunicado que el país "ha facilitado el cruce de más de 16.000 ciudadanos no egipcios a Egipto hasta el día de hoy".

"Los esfuerzos de Egipto para facilitar el cruce de los desplazados desde el territorio sudanés durante los últimos días resultaron exitosos", apuntó la nota, que indicó que casi el 90% de las personas eran de nacionalidad sudanesa.

Asimismo, Exteriores indicó que 2.000 de estos desplazados procedían de 50 nacionalidades diferentes, mientras que Egipto también facilitó que llegaran "seis organizaciones internacionales" que no identificó.

"Los esfuerzos egipcios continúan las 24 horas del día para facilitar la recepción de los ciudadanos que huyen de los enfrentamientos militares en Sudán", insistió el departamento en el comunicado, que recordó la importancia de "brindar la asistencia humanitaria necesaria" a los sudaneses que huyen del conflicto.

Los siete países que lindan con Sudán -Egipto, Sudán del Sur, Libia, Eritrea, Etiopía, República Centroafricana y Chad- han manifestado su preocupación por el impacto que pueda tener en sus naciones el conflicto entre el Ejército y las FAR.

Varias de estas naciones africanas, especialmente Egipto y Sudán del Sur, se han ofrecido para mediar entre las partes enfrentadas, aunque por el momento todos los esfuerzos hechos para entablar un diálogo han fracasado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios