Mundo

Maduro abre otra grieta por el control del Parlamento

  • Guaidó intentará acceder este martes a la sede como jefe de la Asamblea tras el irregular nombramiento del domingo para sustituirlo

Guaidó, líder opositor a Maduro, se encarama a una verja para tratar de acceder sin éxito al Parlamento. Guaidó, líder opositor a Maduro, se encarama a una verja para tratar de acceder sin éxito al Parlamento.

Guaidó, líder opositor a Maduro, se encarama a una verja para tratar de acceder sin éxito al Parlamento. / Rayner Peña / Efe

Un nuevo cisma institucional se abrió este domingo en Venezuela. Los diputados chavistas votaron como presidente del Parlamento a un casi desconocido Luis Parra, mientras las fuerzas policiales impedían a golpes acceder al hemiciclo a Juan Guaidó, reelegido horas después como líder de la Cámara en la sede del diario El Nacional.

El Palacio Legislativo amaneció el domingo tomado por funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana y la Guardia Nacional Bolivariana, quienes incluso impidieron a numerosos periodistas acceder a la sede de la Asamblea Nacional (AN). Allí se presentó Guaidó junto a un grupo de diputados que fueron retenidos como él durante horas en los diferentes puntos de control bajo la excusa de que debían revisar uno a uno la documentación.

En paralelo, parlamentarios del oficialista Bloque de la Patria y opositores que se han apartado de la línea de Guaidó, acusados muchos corrupción, entraron sin mayor problema. Cuando Guaidó, a quien casi 60 países reconocen como presidente interino de Venezuela, llegó hasta el edificio los agentes le impidieron el acceso y se desató entonces la escena más insólita de la jornada: una docena de funcionarios lo hicieron retroceder a golpes.

Entonces se encaramó a una verja desde la cual intentó saltar al recinto, aunque no lo logró. En el interior del Parlamento todo se aceleró y el diputado de mayor edad, el chavista Héctor Agüero, asumió la Presidencia de forma temporal. El jefe de la bancada oficialista, Francisco Torrealba, impulsó al diputado Luis Parra, expulsado del opositor Primero Justicia hace semanas por corrupción, y dio instrucciones para que fuera ungido presidente de la AN. Para sorpresa incluso de sí mismo, Parra fue elegido, si bien no sabía el número de votos que obtuvo.

Pese a la escena de Guaidó tratando de entrar a la sede legislativa, que dio la vuelta al mundo, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, afirmó que no entró a la Asamblea porque no quiso "dar la cara". En la inauguración de un estadio de béisbol, Maduro manifestó que Guaidó no entró porque no iba a contar con los votos necesarios para ser reelegido. "No las tienes puestas porque si uno tiene que enfrentar una situación da la cara, pero no quiso dar la cara", le espetó.

Ante la imposibilidad de acceder al Legislativo, Guaidó convocó a los diputados opositores a hacer la sesión del domingo en la sede del diario El Nacional. Allí acudieron 111 diputados que votaron para que fuera reelegido. Acto seguido, convocó para este martes la primera sesión del Parlamento, de abismal mayoría opositora. Parra también citó para mañana a una sesión parlamentaria, con lo que se duplica la paradoja institucional, como ya ocurre con el Tribunal Supremo de Justicia.

Guaidó confirmó este lunes que acudirá mañana al Parlamento para intentar comenzar el año legislativo. "No es el Parlamento lo que está en juego, es el país, es la república", dijo. Guaidó aseguró estar dispuesto a "arriesgarse" cuando vaya a entrar a la sede de la Asamblea Nacional. Los militares que custodian el lugar, afirmó el jefe de la oposición, "deben tomar una decisión mañana" pues ya "fueron cómplices de la dictadura ayer".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios