Mundo

Putin y su esposa Ludmila anuncian su divorcio

  • La pareja, que se casó en 1983, tiene dos hijas y se separa de mutuo acuerdo.

El presidente ruso, Vladímir Putin, y su esposa Ludmila anunciaron su divorcio en unas declaraciones a la televisión rusa. "Ha sido una decisión mutua. Nuestro matrimonio ha terminado. Prácticamente no nos vemos. Cada uno tiene su propia vida", dijo Putin, citado por las agencias locales. El jefe del Kremlin y Ludmila Putina hicieron estas declaraciones tras asistir al espectáculo de ballet Esmeralda en el Gran Palacio del Kremlin. "Sí, se puede decir que esto es un divorcio civilizado. Queremos mucho a nuestros hijos, estamos orgullosos de ellos, nos vemos continuamente", añadió Ludmila Putina, en relación a las dos hijas de la pareja (María y Yekaterina).

La hasta ahora primera dama de Rusia, de 55 años y que habla español, reconoció que no le gusta ser un personaje público y que se le hacen difíciles los vuelos en avión. "Siempre seremos amigos. Agradezco a Vladímir Vladímirovich (Putin) que me apoye", agregó. Vladímir Putin contrajo matrimonio con Ludmila Skrevneva el 28 de julio de 1983. Tras su boda, residieron durante varios años en Alemania Oriental, donde el actual líder ruso trabajaba para el KGB soviético. Su primera hija, María, nació en abril de 1985 en la antigua Leningrado, actual San Petersburgo, mientras que la segunda de sus hijas lo hizo en agosto de 1986 en Dresde, Alemania Oriental.

En los últimos años Putin y su esposa habían hecho contadísimas apariciones públicas, lo que disparó los rumores sobre posibles problemas matrimoniales en la pareja presidencial. Además, la prensa amarilla llegó a informar acerca de una posible relación sentimental entre el presidente ruso y la doble campeona olímpica de gimnasia rítmica y diputada oficialista Alina Kabáeva, de 30 años y considerada una de las mujeres más bellas de Rusia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios