Sentencia Llegar tarde al trabajo no es motivo para despedir

Mundo

Trump firmará decretos en cuanto pise la Casa Blanca contra el 'Obamacare'

  • El Senado presenta una iniciativa que rebaje de 60 a 50 los votos para derogar la ley sanitaria

  • Obama insta a los congresistas demócratas a mantenerse firmes en la defensa de su reforma

El presidente electo de EEUU, Donald Trump, firmará varias órdenes ejecutivas en su primer día en la Casa Blanca, el 20 de enero, para iniciar el desmantelamiento de la reforma sanitaria del mandatario saliente, Barack Obama, según anunció ayer quien será su vicepresidente, Mike Pence.

Pence se reunió ayer con legisladores republicanos en el Capitolio para transmitirles el mensaje de que la primera acción del nuevo Congreso instalado el martes debe ser "derogar y reemplazar el Obamacare", como se conoce a la reforma de Obama.

En una rueda de prensa tras esa reunión, Pence detalló que Trump tomará acciones contra el Obamacare desde su "primer día" en el Despacho Oval, con la firma de varias órdenes ejecutivas.

Según lo adelantado por Pence, Trump usará su autoridad ejecutiva para complementar los esfuerzos ya iniciados en el Congreso por los republicanos, con mayoría en ambas cámaras, para elaborar un proyecto de ley que permita derogar el Obamacare. En la misma rueda de prensa, el presidente de la Cámara de Representantes, el Paul Ryan, subrayó que, una vez que se logre derogar la reforma sanitaria, hay que garantizar que haya una "transición estable" hacia un nuevo sistema de salud con "más opciones" y "más libertad".

"Esta ley ha fracasado", sentenció Ryan sobre Obamacare, una ley promulgada en 2010 y que establece la obligatoriedad de contar con un seguro médico.

El martes, en la inauguración del nuevo periodo de sesiones del Congreso, los republicanos del Senado presentaron una iniciativa para permitir que la ley sanitaria pueda derogarse con sólo 50 votos en lugar de los 60 normalmente necesarios. Además, instruye a los comités del Congreso a tener listo un proyecto de ley para derogarla antes del día 27, pero ni Trump ni los republicanos presentaron un plan detallado de su alternativa.

Por su parte, Obama pidió a los congresistas demócratas que se mantengan firmes contra los esfuerzos republicanos para derogar su reforma sanitaria. Así lo explicó el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, al comentar acerca de la reunión que mantuvo ayer Obama con legisladores demócratas con el objetivo de diseñar una estrategia para proteger esa ley.

Según Earnest, Obama habló con los congresistas de las consecuencias "obvias y tangibles", también "devastadoras", que tendría desmantelar Obamacare para los ciudadanos, entre ellos, los más de 20 millones que han accedido a cobertura sanitaria gracias a esa ley.

Derogar Obamacare "no es una mejora", advirtió Earnest al anotar que el propio Obama reconoce que la ley no es perfecta, pero nunca encontró "voluntad" entre los republicanos para tratar de enmendar sus puntos débiles, así que aconsejó a los demócratas que se opongan a "rescatar" a los republicanos ayudándoles a aprobar medidas para reemplazarlo.

Obama no hizo declaraciones al abandonar el Capitolio y dijo escuetamente que su mensaje a los demócratas fue: "Cuiden del pueblo estadounidense".

Por otro lado, unos 1.100 profesores de Derecho de 170 universidades de EEUU pidieron al Senado que rechace la confirmación del senador Jeff Sessions como nuevo fiscal general. Éstos recordaron que Sessions no pudo convertirse en juez federal en 1986 cuando, nominado por el ex presidente Reagan, el Senado lo rechazó por sus comentarios racistas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios