Mundo

Trump desdeña la amenaza norcoreana pero intensifica la vigilancia aérea

  • Kim Jong-un advierte al presidente de EEUU de que podría recibir un "regalo de Navidad".

  • El Pentágono despliega cuatro aviones de forma simultánea sobre la península de Corea.

El presidente de EEUU, Donald Trump, camina por el interior de la Casa Blanca. El presidente de EEUU, Donald Trump, camina por el interior de la Casa Blanca.

El presidente de EEUU, Donald Trump, camina por el interior de la Casa Blanca. / Michael Reynolds (Efe)

El presidente de EEUU, Donald Trump, ha desdeñado este martes la advertencia del líder de Corea del norte, Kim Jong-un, de que Washington podría recibir un "regalo de Navidad".

"Vamos a descubrir cuál es la sorpresa y lidiaremos con ella con mucho éxito. Quizás sea un buen regalo. Tal vez es un regalo donde me envía un hermoso jarrón, en lugar de una prueba de misiles", ha ironizado Trump ante los periodistas en un evento en su complejo de Mar-A-Lago, en Florida.

Pyongyang impuso una fecha límite de fin de año con la advertencia de que Washington podría recibir un "regalo de Navidad" si no opta por formular una nueva propuesta en el diálogo sobre desnuclearización. EEUU quiere que Corea del Norte renuncie a todo su arsenal nuclear antes de eliminar las sanciones.

En las últimas semanas el régimen de Pyonyang ha disparado dos proyectiles hacia el Mar de Japón (llamado Mar del Este en las dos Coreas) mediante un lanzacohetes de gran calibre y realizado otras tantas pruebas con motores para misiles de largo alcance.

Corea del Norte celebró el pasado fin de semana un importante plenario en el que se debatieron "importantes medidas" políticas y "pasos militares" para reforzarse defensivamente, y advirtió a EEUU que tiene hasta fin de año para plantear una nueva oferta.

Por su parte, las negociaciones bilaterales no han avanzado desde la fracasada cumbre que se celebró en febrero en Hanoi, donde Washington consideró insuficiente la oferta de Pyonyang referente al desmantelamiento de sus activos nucleares y se negó a levantar sanciones económicas. Desde entonces, el régimen de Kim Jong-un ha realizado repetidas pruebas de armas y endurecido su retórica con respecto a la Casa Blanca.

"Todo el mundo tiene sorpresas para mí, pero vamos a ver qué sucede. Las manejo a medida que avanzan", indicó el presidente estadounidense.

No obstante, Washington ha ordenado este miércoles intensificar la vigilancia aérea que mantenía sobre la península de Corea con el despliegue de cuatro aviones ante la posibilidad de que Pyonyang pueda llevar a cabo un nuevo test armamentístico en fechas próximas.

El Pentágono ha desplegado las aeronaves RC-135W, E-8C, RQ-4 Global Hawk y RC-135S, capaces de geolocalizar señales, captar imágenes aéreas y otras funciones de reconocimiento y vigilancia, según informó la cuenta de Twitter dedicada al seguimiento de los movimientos aéreos militares Aircraft Spots.

Aunque la Fuerza Aérea estadounidense había operado algunos de estos aviones por separado en las últimas semanas, el hecho inusual de movilizar cuatro aeronaves al mismo tiempo demostraría la atención creciente que EEUU presta a la vuelta a la beligerancia de Pyonyang, según los expertos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios