Mundo

La capitana del ‘Sea Watch’ se querella contra Salvini por ponerla en peligro

  • Carola Rackete acusa al ministro del Interior italiano de "difamación agravada" e "instigación a delinquir"

Carola Rackete, capitana del ‘Sea Watch’, es escoltada por efectivos de la Guardia de Finanzas a su llegada a Porto Empedocle, el pasado día 1. Carola Rackete, capitana del ‘Sea Watch’, es escoltada por efectivos de la Guardia de Finanzas a su llegada a Porto Empedocle, el pasado día 1.

Carola Rackete, capitana del ‘Sea Watch’, es escoltada por efectivos de la Guardia de Finanzas a su llegada a Porto Empedocle, el pasado día 1. / Pasquale Claudio Montana Lampo (Efe)

Comentarios 3

La capitana del barco humanitario Sea Watch 3, Carola Rackete, investigada en Italia por traer a inmigrantes ilegales, presentó este viernes una querella contra el ministro del Interior, Matteo Salvini, al que acusa de difamación y de poner en peligro su seguridad por criminalizarla.

Su abogado, Alessandro Gamberini, confirmó que este viernes por la mañana depositó ante la Fiscalía de Roma la querella, en la que se solicita el secuestro de las páginas oficiales de Salvini en Facebook y Twitter alegando que incitan al odio. En el documento, de 14 páginas, se acusa al líder ultraderechista de "difamación agravada" e "instigación a delinquir", por las amenazas, incluso de violación, que recibió la joven alemana en redes sociales y de parte de una multitud de exaltados cuando atracó su barco en Lampedusa el 29 de junio.

Se detallan 22 ofensas del líder de la Liga contra Rackete, de 31 años, contenidas en sus vídeos en directo en Facebook, donde es muy activo, en Twitter y en algunas entrevistas de televisión, y se afirma que las páginas de Salvini difunden "un mensaje de odio". La querella reconstruye la "campaña de desprestigio" que el ministro ha llevado a cabo contra la ONG Sea-Watch durante semanas.

Rackete denuncia que Salvini la ha calificado "pública y repetidamente" como "chulita, fuera de la ley, cómplice de traficantes, potencial asesina, criminal, delincuente, pirata", entre otros insultos, lo que ha puesto en peligro su seguridad personal y expuesto a posibles agresiones. Y se transcriben las ofensas sexistas aparecidas en los comentarios a las publicaciones de Salvini y las que le gritaron cuando desembarcó en Lampedusa, algunas deseando que fuera violada por "los negros".

Se denuncia que Salvini la ha acusado en sus redes sociales de intentar matar a los guardias de finanzas que trataron de impedir que el barco de la ONG atracara en Lampedusa. "La gravedad del daño a mi honor es evidente", afirma.

También se hace hincapié en el riesgo para la seguridad de la capitana que han supuesto los cientos de mensajes con amenazas y ofensas, ya que las publicaciones de Salvini generaron "una espiral masiva y generalizada de violencia" contra ella al transmitir "sentimientos viscerales de odio, denigración y deslegitimación".

La presentación de la denuncia contra Salvini no ha frenado la verborrea del ultraderechista, que la noche del jueves volvió a la carga en un vídeo en directo en Facebook, donde se mofa de "Carola, la comunista alemana" y se declara irónicamente "preocupadísimo" por la querella. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios