Memoria Histórica El Gobierno pone fecha para sacar a Queipo de la Macarena

Mundo

La guerrilla tamil denuncia la muerte de 257 personas en una ofensiva militar

  • El Gobierno de Sri Lanka ha negado las acusaciones y acusa a los rebeldes de las muertes.

La guerrilla tamil denunció hoy que 257 personas han muerto y más de 800 resultaron heridas en una nueva ofensiva de las tropas de Sri Lanka contra el último reducto bajo control de los rebeldes en el norte de la isla, lo que fue desmentido por el Ejército. 

Según la web "Tamilnet", afín a la guerrilla, las tropas lanzaron una operación en la madrugada de hoy que alcanzó la zona de seguridad para civiles delimitada por el Ejército de Sri Lanka. 

El portal, que cita a fuentes médicas, precisó que 257 cadáveres, 67 de ellos de niños, fueron llevados a una escuela del municipio de Mullivaakkal, que acoge un hospital improvisado. 

Las tropas gubernamentales atacaron con "todos los tipos de armas letales", incluidas bombas de racimo y cañones la zona segura que las tropas han delimitado para los civiles que permanecen atrapados en la zona de las hostilidades, según Tamilnet. 

El portavoz militar, Udaya Nanayakkara, explicó que las acusaciones de la guerrilla de los Tigres para la Liberación de la Patria Tamil (LTTE) "son falsas" y añadió que durante la noche se oyeron varias explosiones y tiroteos dentro de la zona segura, que atribuyó a los rebeldes. 

Nanayakkara añadió que el LTTE "culpa" al Ejército y aseguró que los rebeldes tirotean a los civiles que intentan escapar de la zona de los combates. 

El portavoz explicó que el Ejército ha fijado una nueva área segura -que ha quedado reducida a 2,5 kilómetros- dentro del último reducto guerrillero y ha pedido a los civiles que se refugien en el lugar. 

En un comunicado, el Ministerio de Defensa informó de que un grupo de 700 civiles que lograron escapar de las zonas de los combates fueron "rescatados" por el Ejército esta mañana. 

Esta última fuente añadió que los radares del Ejército detectaron tiroteos del LTTE en la "zona segura" entre las 09.00 y las 10.20 hora local (entre las 03.00 y las 04.20 GMT) con el objetivo de matar a civiles y culpar a las tropas gubernamentales. 

A principios de año, las tropas gubernamentales recrudecieron su ofensiva contra los "tigres" tamiles, que resisten en una franja costera de apenas 4 kilómetros junto a unos 50.000 civiles, según cálculos de la ONU. 

El organismo internacional ha alertado en varias ocasiones del peligro que corren las personas atrapadas en la zona de las combates y ha pedido al Gobierno de Sri Lanka una tregua para facilitar su salida. 

El LTTE empuñó las armas en 1983 por la proclamación de un Estado independiente en el norte y el este de la isla de Sri Lanka, donde predomina la etnia tamil. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios